Opinión

Dustin Brown, el arte en estado puro en una pista de tenis

Dustin Brown durante un partido | Foto: atptour.com

Muchos de vosotros seguramente hayáis oído el nombre de Dustin Brown, uno de los jugadores más extravagantes y divertidos del circuito ATP. A continuación, os contamos algo más a fondo su carrera, así como su variopinto estilo de juego.

El saque-volea, su gran arma, así como sus golpes antológicos, parte de su juego

El jugador jamaicano, nacionalizado alemán, es conocido por sus largas rastas, las cuales son únicas en el circuito. Algo que llama la vista de primeras. Y eso es sólo una introducción a lo que es él en la pista. Un jugador con un estilo de juego basado en un excelente primer servicio, y una gran volea. Pero no sólo eso, sino que tiene una facilidad asombrosa para hacer dejadas desde el fondo de pista, y en la red es un jugador muy difícil de pasar, llegando a conseguir puntos antológicos al vuelo.

Un jugador diferente. Más allá del saque y las dejadas, no tiene mucho más, salvo una poderosa derecha al resto. Por lo demás, poco más. Su juego de fondo es bastante limitado, debido a su altura, y su segundo servicio es muy débil en comparación con el primero. Tiende a acortar los puntos, y cuando menos te lo esperas, te sorprende con alguna dejada o algún golpe similar, pocas veces visto en el circuito. Su cabeza le ha jugado malas pasadas en varias ocasiones, privándole quizás de más éxitos. Un jugador, que a pesar de ser en tierra donde más partidos ha disputado, ha rendido muy bien en superficies rápidas como la hierba o el indoor, las cuales se adaptan a las mil maravillas a su juego directo.

Ningún título ATP, pero sí varios Challengers

Dustin no ha conseguido hasta el momento ningún título ATP, aunque por el contrario, ha conseguido varios Challengers. Alternando entre ATP y Challenger, así ha transcurrido su carrera, pero ha conseguido algunas victorias de renombre, sobre todo ante Rafa Nadal, quien no ha podido en ninguna ocasión vencer al jamaicano. Ambas victorias han sido en hierba, superficie donde Rafa no brilla tanto, a diferencia del espigado jugador jamaicano, el cual a base de su gran saque y su gran volea, consiguió imponerse al balear. 

Tiene un único enfrentamiento ante Novak Djokovic, en Doha 2016, siendo derrotado. Pero lo que más llama la atención, es que nunca se ha enfrentado a Roger Federer, algo muy curioso en sus enfrentamientos ante el Big3. Wimbledon es su mejor Grand Soam en cuanto a actuaciones, alcanzando la tercera ronda en dos ocasiones, en 2013 y 2015, edición en la que vencería a Rafa Nadal, sacando todo su repertorio en esta superficie, y demostrando el por qué se siente tan cómodo en ella. 

La irregularidad el gran problema

Su carrera, como se comentó antes, ha transitado entre el circuito ATP y el Challenger, en donde ha conseguido varios títulos como en Bath, Manchester,  Génova y Johhanesburgo, todos ellos en superficies distintas, demostrando que en el circuito Challenger, suele rendir bastante bien normalmente. Cuando no tenía oportunidades en ATP, jugaba Challengers, en donde conseguía buenas actuaciones en todas las superficies. Y es que nadie duda de su inmensa calidad, que va acompañada de su tremenda irregularidad. También en dobles ha conseguido éxitos, gracias a su estilo doblista, de un buen primer saque y una gran volea en la red. En dobles sí que ha conseguido títulos ATP, en Casablanca y en Metz. 

Un jugador como pocos en el circuito, que siempre que ha saltado a una pista, ha dado mucho espectáculo con su gran repertorio de golpes, y su juego impredecible, pero a la vez muy vistoso. Siempre quedarán en el recuerdo sus maravillosas dejadas desde el fondo, o sus espectaculares golpes en la red, llegando a bolas imposibles. Por eso, Dustin Brown estará siempre en el recuerdo para los seguidores del tenis.

Translate »