Crónicas

Djokovic inclina a Tsitsipas y se corona por quinta vez en Dubai



djokovic tsitsipas atp 500 dubai 2020 crónica final
Djokovic golpea una derecha en Dubai | Foto: @ATPTour_ES

El número uno del mundo doblegó con más facilidad de la prevista (6-3 y 6-4) al griego Stefanos Tsitsipas, sexto del ránking ATP y segundo favorito del cuadro, para conquistar el ATP 500 de Dubai por quinta vez. Segundo trofeo del año para el serbio y el 79º de su carrera. 18 victorias en otros tantos partidos y séptima ocasión en su carrera con 20 o más triunfos consecutivos.

Hace poco presenciamos los problemas de Félix Auger-Aliassime para saber rendir en una final ATP. Algo que no parece afectar a Novak Djokovic. El serbio dio otra lección de cómo disputar un encuentro de tal envergadura al derrotar en dos sets (6-3 y 6-4) al griego Stefanos Tsitsipas, número seis del mundo, en la final del ATP 500 de Dubai, torneo que reconquista por primera vez desde 2013 y quinta en total. No resultó el partido perfecto por parte del número uno pero sí más que efectivo, sabiendo aguantar el mayor ímpetu de Tsitsipas al principio y subir el nivel en los momentos clave de ambos sets.

Tsitsipas no aprovecha su momento

Al igual que ayer ante Monfils, Djokovic comenzó con ciertas dudas, sobre todo con el drive, cometiendo bastantes errores en ese golpe fruto de la descoordinación a la hora de tirar. Tsitsipas arrancó con mejores sensaciones. Con un porcentaje muy alto de primeros servicios y con un gran número de golpes ganadores (once por cuatro del serbio) pero sin ser capaz de dar un golpe al partido. Y eso que tuvo alguna que otra opción al resto. Una bola de break en el quinto juego, bien salvada por Djokovic gracias a un buen servicio, y varias situaciones de 30-30 o deuce al resto.

El problema es que delante tenía a todo un competidor nato, un hombre que siempre encuentra la forma de salir de situaciones comprometidas para después ser él el que pegue el zarpazo. Este llegó en el momento justo, en el siempre clave octavo juego del primer set. Habiendo zafado varios turnos de saque complicados, Djokovic olió sangre y aprovechó las primeras dudas del griego con su servicio.

Una doble falta y otro error claro con el revés metieron en un lío a Tsitsipas, que no pudo salir de él merced a un passing shot de revés cruzado marca de la casa por parte de Djokovic, que asestaba un golpe mortal al set y quién sabe si al partido (5-3). Con su servicio, el número uno no perdonó y puso el 6-3 en el marcador tras 40 minutos. Un dato, el único en el que Tsitsipas no fue contundente, el uno de siete con su segundo servicio, a la postre decisivo en el devenir del set.

Djokovic muestra su jerarquía

Desde ese break del serbio nada fue igual. Tsitsipas fue perdiendo poco a poco la energía y contra el número uno, si mantienes la concentración en todo momento, no tienes nada que hacer. Hubo un amago de reacción del griego, que logró recuperar un break en contra en la segunda manga (3-3), pero finalmente eso se quedó en nada. En otro momento clave, con empate a cuatro juegos en el marcador, Tsitsipas volvió a dudar y Djokovic le volvió a castigar con otra rotura, y esta ya sí, definitiva. El serbio dio una lección de cómo cerrar un partido por el título, ganando su último turno de saque en blanco y con un revés paralelo para poner fin a una final en la que demostró su mayor ránking en los momentos decisivos.

De esta manera, el número uno del mundo reconquista Dubai siete años después de su último triunfo y suma su quinto entorchado en el emirato, el número 79 de su carrera y el segundo en lo que va de año (tercero si contamos el título de la ATP Cup con Serbia). 18 partidos disputados en 2020 y 18 victorias. Este es el camino imparable de un hombre que parece que ha nacido para batir récord tras récord.

Translate »