Opinión

¿Se estanca la carrera de Stan Wawrinka?



Crisis Stan Wawrinka 2021
Stan Wawrinka pensativo durante un partido | Foto: atptour.com

Desde su descenso a los infiernos en 2018, ha mejorado en juego, resultados y ranking pero no lo suficiente como para ganar de nuevo un título o acercarse al Top 10.

Con cuatro años menos que Roger Federer y dos más que Novak Djokovic se halla en el circuito uno de los viejos rockeros de este deporte: Stan Wawrinka. Junto a Del Potro, Cilic, Murray y ahora Thiem los únicos en ganar un Grand Slam al Big Three desde 2006.

Con sus Majors de 2014 en Australian Open y especialmente Roland Garros 2015 se erigió como uno de los tenistas de segundo escalón más importantes. La temporada 2018 fue la más difícil de su carrera con continuas lesiones y un rendimiento más irregular de lo esperado. La causa de este descenso al averno fue una lesión de rodilla provocada por el choque contra Medvedev en primera ronda de Wimbledon 2017.

Desde agosto de 2018 comienza a jugar con más asiduidad completando de forma consecutiva cuartos en Cincinatti, tercera ronda del US Open y semifinales en San Petersburgo. Parece que la rodilla da un respiro a Stan The Man. El de Lausana cae de manera inesperada en algunos compromisos en 2019 pero completa un año notable con 33 victorias y 19 derrotas. Desde la 263º posición a mediados de junio de 2018 pasa a la 66º a finales de ese mismo año.  La temporada siguiente vuelve al Top 20. Sus cuartos de final en Madrid y Roland Garros serán claves para ello. Nadal y Federer serán sus verdugos en estas ocasiones.

Sus últimos números

Sin embargo, el antaño número tres del mundo y ganador de 16 torneos ATP no parece ser el mismo al de antes de esa lesión de 2017. El suizo es el actual número 21 del mundo. Con 2365 puntos, se encuentra alejado del Top 10. 1088 puntos lo separan de Berrettini. Su resurrección tampoco ha venido aparejada de la conquista del Top 10. En efecto, su puesto más cercano (13º) llegó en las primeras semanas de febrero de 2020.

Asimismo, no disfruta de título ATP desde un lejano 22 de mayo de 2017 en la pista dura de Génova. Un dato sobrecogedor para un tenista de su talla. Bien es cierto que ganó el Challenger de Praga pero este trofeo no computa en la estadística al no contar con la categoría ATP. Su bagaje de finales en los tres últimos años es de dos, aunque consigue buenos resultados en citas importantes como los cuartos en el Masters 1000 de París 2020.

En el 250 de Amberes 2019 se hacía con el primer set por 6-3 pero Murray le paraba los pies con doble 4-6.  Ocho meses antes se veía las caras con Monfils en otra Rotterdam en su primera final desde 2017. No obstante, El francés era superior y ganaba el octavo entorchado de su carrera. Stan The Man acumula once torneos seguidos ATP sin colarse en semifinales. Respecto al total, ha caído en cuatro primeras rondas y una segunda ronda. Precisamente sus últimas semifinales fueron en Doha en enero del curso pasado. De nuevo Wawrinka se adelantaba en el marcador con 6-3 pero Moutet reaccionaba a través de la amenaza constante al saque de su rival. Así pues, conseguía dar la vuelta a la tortilla con 7-5/6-3 .

¿Volverá Stan Wawrinka?

Más que calidad o mentalidad, el componente más importante de parte de sus derrotas es el físico. El próximo 28 de marzo cumplirá 36 años y su movilidad y rapidez de piernas no es la misma que la de hace siete años. Bruno Tornos, uno de redactores de Canal Tenis, preguntó en su cuenta de Twitter acerca de cuál era el mejor revés actual del circuito masculino. El golpe de Wawrinka fue el más votado de las cuatro opciones. También se decantaba por el backhand del helvético John McEnroe allá en 2015: “Stan Wawrinka tiene el mejor revés a una mano de la historia del tenis”, manifestaba en una retransmisión en directo para la ESPN.

Con esta arma y su potencia y colocación de drive todavía puede hacer cosas en la élite más absoluta del tenis mundial. Lejos de la rapidez y resistencia de las nuevas generaciones, debe hacer pesar el elemento de su experiencia y paciencia a la hora de llevarse los partidos. A diferencia de los integrantes del Big Three, Stan pierde muchos partidos cuando es peor que el rival y no tiene un buen día. La dinámica esta temporada no es positiva con 3 victorias y 3 derrotas, traducidas en cuartos de final en Murray River Open, segunda ronda en Abierto de Australia y ambas primera en Rotterdam y Doha. Su tropiezo ante Harris (81º) en el último evento resume parte de su trayectoria actual, alternación entre malas y buenas sensaciones.

Con su baja por fatiga para los torneos de Dubai y Miami, muchos ya marcan en rojo su vuelta al circuito ATP. El ATP 250 de Marbella desde el 5 hasta el próximo 11 de abril, nuevo puerto para este navegante de la bola amarilla.

Sobre el autor

Miguel Cano

2 Comments

Click aquí para escribir un comentario
  • El pegar la mayoria de las devoluciones con slice, la pobre consistencia y el fisico seguramente hacen a estos resultados, pero no le veo hambre de ganar, no deja todo en la cancha y donde el rival se le planta parece desanimarse. Creo que necesita un buen psicologo deportivo

    • Las slices son una clave clara. Cede en demasiados casos la iniciativa de los puntos con ese recurso y ante rivales agresivos sufre demasiado en consecuencia. Si a eso le sumas su menor velocidad de piernas que antaño, Wawrinka se queda corto en muchos partidos.

Facebook

Translate