WTA

La estelar carrera de Caroline Wozniacki



caroline wozniacki carrera estelar
Wozniacki celebra una victoria en Wimbledon | Foto: WTA

Caroline Wozniacki, nacida el 11 de julio de 1990 en Odense, inició su camino en el tenis a los 7 años en el seno de una familia de deportistas. Tiempo después, irrumpía en el circuito femenino para alinearse como pionera en su país: en 2008 conquistó su título inaugural en Estocolmo para convertirse en la primera tenista danesa en campeonar dentro del WTA Tour. Aquí repasamos algunos momentos de su carrera.

La regularidad como marca registrada

Desde 2008 -cuando alzó su trofeo inaugural en Estocolmo- hasta 2018, Wozniacki ganó al menos un título WTA por temporada. Su regularidad, una de las características más complejas de adquirir como deportista profesional, fue materia cumplida durante sus años dentro del circuito. La marca de períodos consecutivos como campeona dentro del WTA Tour sólo ha sido superada por Steffi Graf, Martina Navratilova, Chris Evert y María Sharapova.

En la cima del ranking

En 2010, la tenista danesa llegaba a Beijing con cinco torneos ganados aquella temporada lista para batallar por una nueva victoria: el liderazgo en el ranking femenino. Con el objetivo en mente, Wozniacki conseguiría el triunfo frente a Vera Zvonareva en la final del Premier Mandatory de Pekín y llegaría al puesto Nro. 1 del mundo por primera vez en su carrera.
Se mantuvo como líder de la gira a lo largo de 71 semanas, finalizando en esa posición durante las temporadas 2010/2011 y regresando a la cumbre en 2018 luego de su hazaña en el Australian Open.

La espera valió la pena

Durante años, la oriunda de Odense se mantuvo como una de las grandes competidoras del circuito femenino. Las victorias y sus períodos dentro del Top 10 son testigos de ello. Sin embargo, lo que tanto anheló en su carrera llegó 13 años después de su debut en la gira: el primer título de Grand Slam.

En Melbourne, Caroline llegaba a la final de un torneo grande por tercera vez en su amplia trayectoria como tenista. Las dos primeras habían sido en el US Open -en 2009 cayó frente a Kim Clijsters y en 2014 contra Serena Williams-. Pero las cosas serían diferentes en el Abierto de Australia 2018. Allí, como segunda cabeza de serie, venció en el camino a Bertens, Suárez Navarro y Mertens.
En la última instancia esperaba Simona Halep, favorita dentro del cuadro, a quien finalmente Wozniacki derrotaría por 7-6(2); 3-6 y 6-4 en dos horas y 49 minutos de juego. Al tiempo que concretaba lo que tanto buscó durante su etapa en actividad, volvía a retomar su posición como Nro. 1, empezando a escribir lo que sería su retiro del tenis profesional.

Una carrera estelar

En diciembre de 2019, anunciaba en las redes sociales su retiro: “He conseguido todo lo que alguna vez soñé dentro de una cancha”. Como no podía ser de otra manera, la jugadora danesa decidió que su último baile fuese en el Abierto de Australia, lugar en el que conquistó la gloria. En la edición 2020, avanzó hasta la tercera ronda luego de imponerse en parciales corridos contra Kristie Ahn y Dayana Kastremska. La despedida se daría al caer versus Ons Jabeur en tres mangas, dejando una marca indeleble como competidora, reconocida por sus contrincantes a lo largo de los años.

 

Sobre el autor

Lucía Barros

23. Estudiante de Comunicación Social. Escribo sobre tenis. @BarrosLucia

Comentar...

Click aquí para escribir un comentario

Facebook

Translate