WTA

La supremacía de Ashleigh Barty se prolonga

Barty Pegula Open Australia
Barty derrota a Pegula. Foto: Aus Open

La No.1 del mundo Ashleigh Barty continúa con su grandioso Open de Australia avanzando a las semifinales donde derrotó a Jessica Pegula por 6-2, 6-0. 

Cuartas semifinales de Grand Slam y las segundas en este escenario. Este lugar tan especial para ella. Delante de su gente. Después de ese 2020 donde se estrenó en esta ronda cayendo, dos años después, como grandiosa favorita desde el inicio de la competición, quiere cuajar su sello en Melbourne y dejar atrás una sequía de campeonas locales que se remonta hasta el 1978 donde fue Chris O’Neil la última en conseguirlo.

En sus cinco encuentros disputados, únicamente ha cedido 17 juegos. De ahí la supremacía que está demostrando en cancha. No es una pegadora como lo que está predominando en circuito femenino. Ella es diferente. Muy versátil y capaz de dominar todas las facetas del juego. Por ello, es la No.1 del mundo y en este Open de Australia, parece muy complicado toserle. Ahora, sin duda, llegará lo más emocional para ella y habrá que presenciar si es capaz de demostrar ese nivel que ha cosechado desde inicio de temporada donde ya cosecha nueve victorias de manera consecutiva después del título ganado en el WTA de Adelaida.

En 64 minutos de juego ha finalizado su partido ante la pegadora estadounidense. Una tenista que no llegaba con confianza a esta cita, pero este tipo de canchas tan rápidas son muy efectivas para su juego. Aun así, ante la dominadora del circuito, no ha podido hacer nada. Nuevo día donde Ashleigh ha brillado con el servicio. Una bola de break ha sido la que se le ha escapado aunque no ha habido rotura. Desde el inicio, logró dos quiebres de ventaja y en ningún momento su partido tuvo peligro. Finalmente, Barty cosechó nueve juegos de manera consecutiva para derrotar a Pegula en este choque de cuartos de final en el Open de Australia. El jueves, se enfrentará a una de las sensaciones de este 2022 como Madison Keys. La estadounidense también viene pisando fuerte.

 

Translate