Crónicas Grand Slam

Un Thiem sin fisuras elimina a Rafa Nadal en el Australian Open tras un partido para la historia

Nadal Thiem Open Australia 2020
Thiem celebra un punto contra Nadal en el Open Australia 2020 | Foto: @australianopen

Dominic Thiem consiguió un sobresaliente triunfo ante Rafael Nadal (7-6(3), 7-6(4), 4-6, 7-6(6) en los cuartos de final de Australia. De esta manera jugará las semifinales contra Alexander Zverev. Nadal ve peligrar su número uno, ya que si Djokovic consigue el título arrebatará al español el trono del circuito masculino.

El actual número uno del mundo iba a disputar los últimos cuartos de final ante Dominic Thiem con el objetivo de clasificar a semifinales y de esta manera asegurar el trono de la clasificación masculina. Nadal y Thiem iban a luchar por un puesto en la penúltima ronda. El español era el gran favorito, aunque Thiem había mejorado las sensaciones con el paso de los días. Se esperaba un gran duelo entre dos rivales a los que les gusta mucho trabajar cada punto.

Una batalla en la primera manga

Nadal comenzó al servicio y a pesar de que Thiem empezó fuerte, pegando duro a la bola pudo resistir los primeros compases del partido. El pupilo de Massú no tuvo ningún tipo de problema en sus dos primeros saques y ganó en blanco, con una derecha que tenía una chispa especial, con gran aceleración. Rafa fue el primero en sufrir una posible rotura de servicio con su saque, en el quinto juego pero superó la situación. Después del 3-3 llegaba la zona Nadal en los momentos claves.

El español sacó su juego y luego consiguió el primer break, además en blanco que le dejaban con el servicio para llevarse la primera manga. Al igual que ocurrió en la cuarta manga contra Kyrgios, no fue capaz de cerrar, gracias al mérito del juego al resto de Thiem que a la cuarta opción de break conseguía el premio para poner el 5-4 y seguir con vida en el primer parcial. Tuvo que sufrir Thiem logró sacar el juego adelante e igualar el marcador después de salvar una bola de set.

El momento era de Thiem que iba subiendo su nivel de tenis. Los dos ganaron su servicio y se aseguraron el tie break. El español empezó arriba pero Thiem iba a dar lo mejor de sí, dominando los puntos y moviéndose en la pista a la perfección. Así tomaba ventaja y tras un golpe ganador el marcador indicaba un 6-3 a favor del austriaco. Nuevamente empezó el siguiente punto mandando y con una derecha paralela cerraba el puño y se lleva el primer set tras levantar una bola de set en contra al resto.

Thiem sigue dominando

Lo que se vivió en el segundo set fue un auténtico thriller. Thiem empezó otra vez dominando con su juego agresivo y Nadal aguantaba de momento en el marcador. En el quinto juego llegó la oportunidad de Rafa para conseguir un break que le daba ventaja en el marcador. El número uno se encontraba mejor pero Thiem seguía dando muestras de peligro. Nadal en el octavo juego volvía a tener problemas con el servicio y es que el austriaco devolvió la rotura y además confirmaba el break con su servicio.

Nuevamente era Thiem el que mandaba tanto en el marcador como en el partido. Ganó sus dos siguientes servicios y como mínimo se aseguró otro tie break. Nadal aunque sufrió más también sacó adelante sus juegos y el partido tenía el segundo tie break. Thiem empezó dominado, tras un error de Rafa y un ganador, así en poco tiempo el casillero indicaba el 4-0. Todo se complicaba más para Nadal, que a base de sufrir y luchar volvía a poner el 4-4 y el público se levantaba, incluido Massú que animaba a su jugador. Thiem jugó con inteligencia su siguiente servicio y tras el 5-4 Rafa se sintió presionado. No sabía cómo desarbolar a su rival y probó con una dejada ala que llegó Thiem y consiguió una derecha ganadora y Rafa tenía punto de set en contra. Tampoco pudo frenarlo y es que además la fortuna sonrió a Dominic, ya que la red le ayudó a ganar el punto decisivo.

Nadal declaraciones Kyrgios
Nadal durante un partido en el Open Australia 2020 | Foto: @australianopen
Nadal comienza a soñar

Muy mal pintaban las cosas para Rafa, pero si alguien era capaz de remontar esto era Rafa. El español estaba contra las cuerdas y Thiem lo sabía. Lo positivo para Nadal es que llevaba la iniciativa con el servicio. La dinámica del partido cambió y los servicios se empezaron a imponer con autoridad sin casi problemas con el resto. Thiem tuvo un 15-30 pero pudo aguantarlo gracias otra vez a su servicio y drive, que estaban funcionando a la perfección en todo el partido. El marcador indicaba el 4-4 y a pesar de que todo iba mal, Rafa no paraba de animarse. Con sus típicos `¡Vamos! Nadal se aferraba al partido sacando un juego muy importante y poniendo el 5-4 a su favor.

Era el momento y Rafa restaba para poder ganar el primer set y seguir soñando con la remontada. De repente la bola le corría a Rafa que sabía cómo presionar a Thiem. El marcador indicaba un 15-40 que hacían ver más cerca el primer milagro de los tres que debía conseguir Rafa. A la primera el resto se fue fuera, pero a la siguiente llegó un error contra la red de Thiem que daba el primer set a Rafa y hacían ver más cerca una posible remontada.

Thiem consumo la gran victoria

Las sensaciones eran diferentes y Nadal volvía a mandar en el marcador al inicio de la segunda manga. Thiem tenía problemas al servicio y tuvo que enfrentarse en su primer servicio a tres bolas de break, de las que pudo salir airoso. Esto le dio confianza y en el siguiente juego era él quién quebraba a su rival y se ponía a 4 juegos del triunfo. La bola volvía a salir como un misil de la raqueta del austriaco que era otra vez el dueño del partido. Nadal seguía haciendo sus deberes y esperaba su oportunidad.

El marcador estaba 4-2 a favor del austriaco y 0-30 a su favor haciendo presagiar que podía ser el final. La garra de Rafa le permitió sacar el juego adelante y otro `¡Vamos!´ intentaba animarse, ya que tenía que romper en uno de los dos siguientes juegos. En la primera tentativa Thiem tiraba más fuerte que al inicio del partido y en busca de las líneas. Sin problemas puso el 5-3 y Nadal sacaba para seguir con vida en el partido. El español lograba el juego y llegaba el momento decisivo. Thiem comenzó con punto rápido, pro luego llegó el atrapamiento. Primero un gran punto de Rafa, luego una doble falta, luego error no forzado de Thiem y de repente 15-40. A la primera un ace pero a la segunda Rafa restó y Thiem la tiró fuera para dejar el 5-5.

Nadal sacaba adelante su juego y ahora restaba para ganar el cuarto set. Thiem demostraba su personalidad y después de perder su saque para ganar el partido, podía mantener el servicio y forzar el tercer tie break del encuentro. Otra vez empezaba el austriaco con mini break.

Ninguno era capaz de ganar el saque y tras cuatro puntos el marcador tenía 2-3 a favor de Thiem y tenía dos saques para irse en el marcador. El primero en lograrlo fue Thiem con un puntazo que puso el 4-2. En el siguiente punto Thiem se cayó peo se levantó y acabó ganando el punto. Un 5-2 que parecía muy difícil de remontar. Después de un gran saque 6-4 y Thiem tenía las dos primeras bolas de partido. El austriaco conectó un gran saque pero falló una derecha a media pista salvando el primer punto. Por si fuera poco el segundo punto de partido la bola cayó fuera nadie cantó nada y Nadal no dio a la bola. El ojo de halcón dio la razón a Rafa y el partido estaba 6-6. Thiem volvía sacar con la tercera bola de partido y ahora no falló cerrando un partido que quedó para la historia del torneo.

Translate »