Crónicas Grand Slam

Un intratable Djokovic se medirá con Federer en las semifinales de Australia

Djokovic Raonic Australian Open 2020
Djokovic durante un partido en el Open Australia 2020 | Foto: @australianopen

Novak Djokovic jugó otro sobresaliente duelo para vencer a Raonic (6-4, 6-3, 7-6(1)). El canadiense llegaba sin perder un set, pero a pesar de jugar un partido muy digno no pudo con la solidez del actual número dos del ranking ATP. El de Belgrado se volverá a medir a Federer en lo que es el partido más repetido en la historia de los Grand Slam.

Novak Djokovic iba a tener su prueba más difícil del torneo ante un Milos Raonic que llegaba con la moral por las nubes sin perder ningún set y ningún servicio en todos sus partidos. El serbio había dado muestras de que no tenía debilidades en esta dos semanas y parecía intratable. Los dos ya sabían que el ganador se iba a enfrentar a Roger Federer que después de otra heroicidad se clasificó a las semifinales.

El duelo comenzó con Djokovic mandando desde el inicio. Raonic ya tuvo problemas en su segundo servicio teniendo que salvar tres bolas de break. El serbio sabía mover a su rival y restaba todo. La única opción de que el canadiense ganará sus puntos era conectar un gran servicio o ser muy agresivo con su derecha. Djokovic seguía teniendo opciones de quiebre pero no lograba el ansiado premio. Así es el tenis y es que Raonic de repente se encontró con una bola de break que le podían dejar cerca del set. Djokovic jugó con inteligencia y salvó la situación para seguir llevando la iniciativa en el marcador.

En los juegos de servicio Raonic no podía parar de enfrentar oportunidades de quiebre y es que Djokovic lo tenía dominado. El momento decisivo llegó en el décimo juego. El canadiense sacaba para mantenerse con vida en el set y Djokovic restaba para llevarse el primer parcial. Hasta cuatro ocasiones tuvo Nole de break y por fin a la cuarta una derecha cruzada se Milos se iba al pasillo. Djokovic gritaba con rabia y ya tenía el primer set, después de haber conseguido solo un 1/9 en bolas de rotura.

Un Djokovic a más

El serbio volvía a llevar la iniciativa con su saque y por eso no iba a bajar el ritmo. Desde el inicio mostró que iba a aumentar el ritmo de bola poniendo las cosas más difíciles a su contrincante. Raonic no paraba de sufrir con el saque y es que Nole restaba los misiles de Raonic. En el cuarto juego llegaron más oportunidades para volver a abrir el marcador. Las dos primeras las jugó de forma maravillosa Raonic, pero es que no podía mantener esa regularidad que le exigía Nole. Por eso a la tercera llegó el break con un passing que luego confirmó Djokovic con un servicio en blanco para poner el 4-1 en el marcador.

Los números hablaban por sí solos y es que hasta este momento el número dos del mundo solo llevaba cinco errores no forzados. Lo bueno es que Raonic seguía luchando e intentando recuperar la distancia que existía en el marcador. Djokovic aguantaba el tirón y se volvía a sentar en el banquillo con el 5-2 a un solo juego de ganar el segundo set. El pupilo de Marian Vajda no iba a fallar y se quedaba a solo un set de ser el próximo rival de Roger Federer.

Raonic cae con mucha dignidad

Raonic era por primera vez el que sacaba primero y podía llevar la iniciativa. El canadiense subió su nivel tirando más fuerte y aguantó el ritmo de Djokovic. Poco a poco comenzaba a presionar a un Nole que sufría algo más que en los dos primeros set. Fue el único set que hasta el 4-4 Milos no tuvo que enfrentar ninguna bola de break en contra, en cambio el serbio tuvo que hacer frente a una, aunque salió victorioso.

Con el 4-4 llegaban los juegos decisivos del tercer set podía mandar el partido al cuarto set o finiquitar el duelo a favor de Nole. Raonic estaba más acertado que nunca con el saque y ganaba sus juegos sin problemas. El serbio era quién tenía la presión ya que sacaba para mantenerse con vida en el set. Djokovic pidió la asistencia del fisio que se mostraba incómodo. El serbio sufrió y se le notó por primera vez incómodo en el partido, pero aun así fue capaz de poner el 5-5.

El partido de repente estaba raro, pero Nole al raletín olía la sangre y buscaba un break casi definitivo. Hasta cuatro oportunidades tuvo Djokovic para romper el servicio, pero los grandes saques del canadiense aparecieron una y otra vez para salvarse y como mínimo asegurarse el tie break. Sin problemas para Nole que sacó adelante su servicio en blanco para forzar la muerte súbita. Raonic mostró nervios desde el inicio y Djokovic se puso 3-0. No había manera de recuperar la desventaja y Djokovic se marchaba al cambio de lado con 5-1 muy cerca del triunfo. El serbio no perdonó y clasificó así a las semifinales en las que se medirá a Roger Federer.

Translate »