Crónicas Grand Slam

Un excelso Raonic tumba por la vía rápida a Cilic

Raonic Cilic Open Australia 2020
Raonic celebra un punto en el Open de Australia | Foto: @atptour_es

Milos Raonic ganó en sets corridos a Marin Cilic (6-4, 6-3, 7-5) y ha vuelto a los cuartos de final de un Grand Slam. El canadiense sigue sorprendiendo a todos y es que todavía no ha perdido ninguna manga, ni ningún servicio. Su próximo rival será el vigente campeón, Novak Djokovic

El primer duelo de los cuartos de final del cuadro masculino enfrentaba a dos grandes sacadores. Se esperaba un partido igualado de poder a poder y que se decidiera por pequeños detalles. Era de esperar que se viera uno o varios tie breaks pero nada ello ocurrió. Raonic no estuvo por la labor y sentenció el duelo en poco más de dos horas.

Raonic comenzó sacando y llevando la iniciativa en el marcador. De esta manera la presión pasaba para Cilic que había comenzado muy bien en los primeros juegos demostrando esa clara mejoría que llevábamos viendo durante todo el torneo y que confirmó ante Bautista. El croata era el que mejores sensaciones estaba dejando y el séptimo juego esto se transformó en dos bolas de break que podían significar casi el set.

En cambio Raonic no estaba por la labor de perder su primer servicio en el torneo y se acabó llevando el juego. Esto le llenó de confianza para los siguientes juegos que iban a decidir al ganador del primer parcial. Después del 5-4 para el canadiense, Cilic tuvo un mal juego y el marcador estaba 0-40 con tres bolas de break para Milos. A la segunda oportunidad lo consiguió y se sentaba en el banquillo con el primer set en el bolsillo.

Mal se pusieron las cosas desde el inicio del segundo set y es que un parcial de 3-0 para Raonic hacían presagiar que el segundo set se había complicado para Cilic. El canadiense comenzó a jugar más sólido con su servicio y no concedía ninguna alternativa a su oponente que no sabía por dónde buscar esa debilidad que le devolviera al partido. Una rotura en el segundo juego le fue suficiente, ya que luego con mantener el servicio certificó su triunfo en la segunda manga y estar a tan solo un set de volver a unos cuartos de final.

Raonic sentenció por la vía rápida

Cilic sufría de vez en cuando con su servicio, mientras que Raonic dejaba otras sensaciones con su mejor golpe. El croata pudo salvar la situación crítica cuando en el tercer juego sacó adelante tres bolas de rotura que hubieran significado casi el final del partido. En cambio ir por delante en el marcador le hizo subir la moral y seguir confiando en sus opciones.

El momento llegó en el noveno juego cuando restando se encontró con un 15-40 que además eran dos bolas de set. Raonic lo volvió a salvar para poner el 5-5. Por si fuera poco en un abrir y cerrar de ojos, Milos conseguía otro break y tenía su servicio para sentenciar el partido. El canadiense no falló y volvió a los cuartos de final de un Grand Slam tras otro partido en sets corridos. A pesar de haber tenido que levantar cuatro bolas de break sigue sin perder su saque en todo el torneo.

Translate »