Crónicas Grand Slam WTA

Kvitova remonta y sigue soñando en Australia

Kvitova Sakkari Open Australia 2020
Kvitova celebra el triunfo ante Sakkari en el Open Australia | Foto: @australianopen

Petra Kvitova superó en un duro encuentro a Maria Sakkari (6-7(4), 6-3, 6-2). La zurda pudo remontar a una Sakkari que llegaba en un gran momento de forma para ser la primera cuarto finalista del torneo. Su próxima rival saldrá del duelo entre Barty y Riske.

El primer duelo de los octavos de final se disputó en el cuadro femenino entre Petra Kvitova y Maria Sakkari. La checa era la gran favorita, aunque en frente tenía a una rival que había demostrado tener mucho tenis. Además tenía dos extras, uno sus carácter y otro el público griego que estaba allí animando a Tsitsipas y a ella.

Sakkari comenzó con las ideas claras y en su primer turno de resto consiguió un break que hacían ver que tenía las ideas muy claras. El inicio fue un partido de poder a poder con ambas jugadoras intento mandar, pero esto llevaba a la zurda a cometer muchos errores no forzados. Maria seguía centrado y los juegos seguían cayendo para las sacadoras que de esta manera veían como el set llegaba a sus juegos decisivos. Con el 5-4 y la helena sacando para ganar la manga llegó la opción rotura y Kvitova no falló. De repente ninguna era capaz de ganar su saque y es que llegaron a romperse en tres ocasiones el servicio para llegar al tie break. Sakkari empezó abajo en el marcador, pero pudo reaccionar y al final llevarse una primera manga con muchas alternativas.

Una gran remontada

Petra Kvitova no tardó en reaccionar. En el primer juego de la segunda manga rompió a su rival para ponerse por delante desde el inicio. Maria se resistía a dejarla ir en el marcador y volvió a unirse con un contra break. Esto no era nada más que el preludio de que ninguna iba a poder mantener son solidez su servicio. Hasta en cuatro ocasiones llegó la griega a perder el saque, por las dos de Kvitova. Así la checa ganaba la segunda manga y su cabeza empezaba a divisar la remontada.

El tercer set no tuvo nada que ver con todo lo que se había visto en el encuentro. Kvitova estaba más acertada con bolas de profundos, líneas y mucha potencia que sacabas de quicio a la griega. Su servicio funcionó a las mil maravillas, todo lo contrario que el de Sakkari que ya no hacía daño a una Kvitova que restaba muy profundo para poder llevar la iniciativa desde el primer golpe. Desde el inicio del set definitivo Kvitova fue mucho más consistente para acabar remontando y certificar su pase a la siguiente ronda. Solo hace falta ver que no concedió ni una sola de break en todo el tercer set dejando muestras de su mejora con el paso de los minutos.