Crónicas

Un Djokovic errático logra su pase a la final de Cincinnati



Djokovic Bautista Cincinnati
Djokovic jugará la final ante Milos Raonic | Foto: ATP

Sin mostrar su mejor tenis y en una tremenda batalla, Novak Djokovic venció a Roberto Bautista en las semifinales del Western & Southern Open. En tres horas exactas, el serbio vino de atrás y con parciales 4-6, 6-4 y 7-6 consiguió su pase a una final más de Masters 1000.  

Para este partido, el serbio llegaba tras un camino relativamente sencillo donde hasta ahora no había entregado ningún solo set.  El número uno venció en rondas previas a Berankis, Sandgren y Struff. Por su parte el español venía de dos victorias importantes ante los dos mejores rusos en el ranking, Daniil Medvedev y Karen Khachanov, con quienes tuvo que buscar la victoria en tres sets. Además, Bautista venció en dos sets a Gasquet en segunda ronda.

Un buen arranque para Bautista

Sin mayores problemas, el serbio arrancaba sólido con su servicio y tomaba la ventaja 1-0, dosis que sería repetida por el español quien, al igual que Nole, no permitió puntos y de inmediato colocó el 1-1 en la pizarra.

En el tercer game del set, Djokovic se sobrepuso de un 0-30, sin embargo, cuando el marcador era 30 iguales, fue el español quien logró marcar la diferencia y en su primera oportunidad de quiebre, le arrebató el game al serbio. Poco le duraría el gusto a Bautista, pues en su siguiente turno, en el segundo break point que enfrentó, el número uno del mundo ponía las cosas 2-2.

Durante los siguientes juegos, ambos tenistas conservarían sin mayores problemas su servicio y tras 25 minutos de juego el marcador se encontraba 3-3.

Enfrentando triple oportunidad de quiebre, Djokovic lograba salvar las dos primeras, sin embargo, un tiro a la red le daba otro quiebre al español que se iba con ventaja de 4-3 al descanso.

En el siguiente turno al saque de Bautista, Nole tuvo una oportunidad de quiebre, misma que el español supo solventar tras ver a su rival mal parado. Finalmente, Bautista logró confirmar la ventaja para llegar a su siguiente turno al saque con la oportunidad de servir para el set. Previo a esto, Nole no daba oportunidad para un quiebre más y colocaba el 5-4 a favor del español.

Con un juego inteligente y permitiéndole poco al número uno del mundo, Bautista cerraba el primer set a su favor tras 42 minutos de partido.

En un set con pausas, Nole reacciona

Para el arranque del segundo set, el serbio daba muestras de molestias en el cuello, pero no tenía mayores problemas para arrancar 1-0 con su juego de saque.  Para el descanso, con el marcador 2-1 a su favor, Djokovic pedía asistencia para las molestias que presentaba.

Tras regresar de la pausa, Djokovic lograba presionar al español y conseguir el quiebre. Tras confirmar la ventaja con su saque se ponía arriba 4-1. Un par de games después, Bautista pisaba el acelerador y en su segunda oportunidad, lograba un magistral punto con el que recuperaba el quiebre perdido para con su saque volver a emparejar el set y colocarse 4-4.

Tras colocarse Djokovic 5-4, de nueva cuenta el partido tenía una pequeña pausa, pues las condiciones del clima orillaban a cerrar el techo del Louis Armstrong. Y una vez más, esta pausa se traducía oportunidades de quiebre para Djokovic, tres para ser precisos, mismas que significaban tres set points para el serbio. En su segunda oportunidad, un mal revés de Bautista le daba a Nole el segundo set.

Tercer set lleno de quiebres

Los primeros dos games del set correspondían a quien se encontraba al servicio, pero, tras un maratónico juego, Bautista dio el primer golpe del asalto final y quebró el saque de Djokovic para irse 2-1 al descanso. Aunque el español logró salvar dos puntos de quiebre en el siguiente game, en la tercera oportunidad que tuvo el serbio se sobrepuso al episodio anterior para volver a equilibrar la balanza 2-2.

Con la confianza de haber recuperado ese quiebre y conservar su saque, Djokovic apretaba el paso y volvía a quebrar de nuevo al español para sacar 4-2 y rápidamente convertirlo en un 5-2.

La garra del español no se debilitó y aunque el serbio mostraba mejor nivel que en los sets anteriores, Bautista devolvía cada pelota como le era posible y evitó que Djokovic se llevara el partido con un quiebre. Sirviendo para el partido, Djokovic no logró sentirse cómodo en el game y el español aprovecho para, otra vez, quebrarle el saque e ir al descanso con la esperanza de emparejar el encuentro con su servicio.

Y efectivamente lo logró. Bautista defendía con gran autoridad su saque y daba un tremendo golpe al quebrar a Djokovic, y sacar 6-5 para el partido. Sin embargo, por si le faltaba más al partido, el serbio lograba quebrar al español y forzaba a un tiebreak para decidir al ganador de esta gran batalla.

Con gran autoridad comenzaba Djokovic que aprovechaba su saque y los errores de Bautista para irse adelante 6-0 y tener 6 oportunidades para ganar el partido. Nada pudo hacer el español para evitar la victoria de Nole que con un contundente 7-0 en el tiebreak cerraba el partido.

Ahora, el número uno del mundo buscará su Masters 1000 número 35 este sábado cuando enfrente en la final a Milos Raonic.

Facebook

Translate