Crónicas

Tsitsipas se rehace con éxito en su debut en Rotterdam ante Hurkacz

Tsitsipas Hurkacz ATP Rotterdam
Tsitsipas golpeando un revés en el ATP Rotterdam | Foto: @abnamrowtt

El griego, segundo cabeza de serie del cuadro, debutó con algún que otro problema en el ATP 500 de Rotterdam, viéndose obligado a remontar un set (6-7(2) 6-3 y 6-1) en su duelo ante el polaco Hubert Hurkacz que finalmente decantó a su favor tras dos horas y siete minutos de juego. El esloveno Aljaz Bedene será su siguiente rival en los octavos de final. 

En busca de ritmo competitivo y puntos tras su tempranera derrota en el Open de Australia, torneo donde cayó ante el canadiense Milos Raonic en tercera ronda, el griego Stefanos Tsitsipas debutó con una trabajada victoria, pero victoria al fin y al cabo, ante el polaco Hubert Hurkacz en la primera ronda del ATP 500 de Rotterdam, evento sobre pista dura indoor. Yendo de menos a más, el número seis del mundo terminó remontando ante el número 29 del ránking por 6-7(2) 6-3 y 6-1 en poco más de dos horas de juego sumando el quinto triunfo sobre su rival de hoy en seis enfrentamientos, el tercero en este tipo de superficie.

Remontada en vano de Tsitsipas en el primer set

Bastaron los primeros juegos del partido para comprobar que el griego seguía tan incómodo como tres semanas atrás en Melbourne. Sus golpes liftados y su variedad de alturas no terminaban de hacer daño a un pegador nato como Hurkacz, que encontró en su primer saque (86% de puntos ganados, 18 de 21) y su revés paralelo las armas propicias para desbordar a Tsitsipas. Fruto de ello, el polaco tomó la delantera justo antes del primer descanso del set, una ventaja que supo administrar hasta que llegó el momento clave del 5-4 y servicio para cerrar.

Cierto es que ya en el juego anterior Tsitsipas había avisado al disponer de su primera bola de break, pero no fue hasta ese último instante cuando logró poner las tablas en el marcador y darse una nueva oportunidad en el set. Y lo hizo de la manera más difícil, levantando un 40-0 en contra y, por tanto, salvando tres bolas de set. Hurkacz hacía mucho daño con su primero, pero con el segundo era todo lo contrario. El polaco se relajó en exceso en sus dos primeros set points para luego terminar de liarse por completo con un par de errores claros que sirvieron en bandeja el break a su rival.

Parecía que el griego había hecho lo más difícil, pero llegado el desempate la inconsistencia volvió a aparecer, tanto en su raqueta como en su cabeza. Tras fallar una volea aparentemente sencilla en el primer punto del tiebreak, Tsitsipas volvió a desconectarse y eso lo aprovechó Hurkacz para llevarse finalmente esta primera manga por un claro 7-2 en la muerte súbita.

Hurkacz se desinfla y Tsitsipas tira de oficio

Muy mal pintaban las cosas para el vigente campeón de las Nitto ATP Finals de Londres. Primero y justo después de acabarse la primera manga, el número seis del mundo pedía la asistencia médica por problemas en el hombro derecho. Y para colmo, también comenzaba con break abajo en el inicio de la segunda (2-0). Pero quizá lo que no esperaba el griego era la desconexión casi absoluta que sufrió su rival cuando ya parecía divisar la orilla. Del 2-0 en contra se pasó a un 4-2 favorable a Tsitsipas. Los 15 errores no forzados que terminaría cometiendo Hurkacz en este set permitirían al griego, todavía a trancas y barrancas, eso sí, poner el 6-3 en el marcador y llevar el partido al set decisivo.

Un set en el que sólo habría un hombre en pista: Stefanos Tsitsipas. El de Atenas comenzó mal, sin muchas ideas, pero lo acabó a lo grande, con autoridad (6-1 final) y con buenas sensaciones de cara a sus próximos compromisos en el torneo holandés. Hurkacz se había desinflado completamente, su energía y su cabeza se pararon a partir del 2-0 del segundo set y de ahí, hasta el final del partido, no hizo más que encadenar error tras error, 37 en el total del encuentro, incluidas seis dobles faltas.

En busca de los cuartos de final, el próximo rival del griego será el esloveno Aljaz Bedene, 52 del mundo y que hoy doblegó al francés Benoit Paire en dos mangas.

Translate »