Crónicas WTA

Swiatek sabe sufrir ante una gran Niemeier

swiatek niemeier open australia
Swiatek celebra un punto en la United Cup | Foto: Tennis Australia

La polaca ha tenido que debutar ante una gran rival. Swiatek ha demostrado esa experiencia que tiene en los momentos clave y por 6-4, 7-5 ha logrado el pase a la siguiente ronda.

Cuadro del torneo

Resultados del torneo

Iga Swiatek, número uno del ranking femenino y máxima favorita del título en el Open de Australia debutaba ante Jules Niemeier. La alemana no conocía la victoria en esta temporada pero es una jugadora peligrosa que en este tipo de superficies puede hacer mucho daño a las grandes favoritas. Las dos se habían medido en el US Open en 2022 y la victoria fue para la polaca en tres mangas.

Iga sabe sufrir en el debut

Swiatek comenzó llevando la iniciativa en el marcador pero Niemeier desde el principio dejó claro que no iba a tener un partido sencillo. La alemana estaba jugando muy valiente y variando el juego ante una Swiatek que en algunos momentos se precipitaba. Iga se encontraba con dos bolas de break en contra en el séptimo juego, pero las salvaba y podía pasar la presión al otro lado. Justo tras el 5-4 Niemeier veía como era su rival la que disponía ahora de dos bolas de break y la polaca tirando de experiencia por 6-4 se llevaba un primer parcial que estuvo muy parejo.

En el segundo parcial Niemeier siguió siendo tan valiente buscando tiros ganadores y desarbolando el juego de una Swiatek que se ponía nerviosa. La polaca no daba con la tecla y de repente su rival está con el 5-3 muy cerca de forzar el parcial definitivo. Entonces llegó Iga con esa personalidad de número uno que demostró las diferencias del partido. De repente desde el 5-3 para Niemeier la alemana no volvió a ganar un juego y después de cuatro games consecutivos para Swiatek por 7-5 se acababa llevando un partido en el que tuvo una gran rival y que dignamente podía haber sido un duelo de octavos o de cuartos de final en este primer Grand Slam de la temporada.

Sobre el autor

Daniel Escudero

Comentar...

Click aquí para escribir un comentario