Noticias

Rune sorprende a De Miñaur en el ATP Estocolmo

Rune Miñaur atp estocolmo
Rune celebrando un punto en el ATP Estocolmo | Foto: @sthlm_open

Holger Rune es el primer finalista en Estocolmo tras derrotar a de Miñaur en un apretado duelo (4-6, 7-6 (1), 7-5).

Cuadro del torneo

Resultados del torneo

Holger Rune está en una nueva final ATP, y la primera desde su unión con Patrick Mouratoglou hace unas pocas semanas. El jugador danés se sobrepuso a un set en contra para terminar remontando ante un de Miñaur que acusó el excesivo esfuerzo físico del primer parcial y que acabó sucumbiendo ante el tenis más versátil del joven tenista danés.

De Miñaur y Rune medían fuerzas en las semifinales de Estocolmo, y con un partido que se presuponía de largos intercambios y de un gran derroche físico. El australiano comenzó comandando el encuentro al llevarse el primer parcial por 6-4 en una primera manga en donde la mayor experiencia y compostura de Alex fue suficiente para que el encuentro fuera a su terreno y de esta forma era de Miñaur el que se veía con la ventaja en el electrónico.

Rune sigue de dulce

Las tornas cambiaron en el comienzo del segundo set, con un Rune mucho más entonado y acertado en sus golpes y que poco a poco iba derribando el muro del australiano desde el fondo de pista. Tras una sucesión de breaks por parte de ambos jugadores, finalmente fue el jugador danés el que se acabó llevando el segundo set ante los errores del jugador australiano. De esta forma, el encuentro se nivelaba y el duelo se decidía en el decisivo tercer parcial.

La tercera y decisiva manga dio inicio con el jugador danés mostrándose mucho más entonado en su tenis variado y ordenado desde el fondo de la pista. Una rotura de servicio favorable a Rune demostró el cambio de tendencia en el encuentro tras el primer parcial, y poco a poco el danés era el que se acercaba a la victoria con tres juegos de ventaja. Sin embargo de Miñaur no se rindió y siguió luchando para recuperar el terreno perdido, algo que logró a los pocos juegos para de esta forma volver a nivelar el encuentro. Con todo por decidir, el encuentro entró en un terreno de guerra física sin cuartel y fue ahí en donde Rune demostró el porqué de su bravura para colarse en una nueva final ATP.