Noticias

Andrey Rublev sigue ganando a Fucsovics



Rublev Fucsovics Miami Open
Rublev celebra un punto durante un partido | Foto: atptour.com

El tenista ruso volvió a superar por la vía rápida a un rival al que tiene cogida la medida (6-2, 6-1). El húngaro no pudo hacer nada ante Rublev que sigue demostrando que su tenis está a un gran nivel. Ambos acabaron con una sonrisa en la red después de verse las caras por cuarta vez en un mes. 

Andrey Rublev y Marton Fucsovics iban a disputar uno de los duelos más atractivos de la jornada. Todo tenía una explicación y es que habían batido alguna que otra marca. En el mes de marzo se habían visto las caras en tres ocasiones y esta iba a ser la cuarta. Rotterdam, Doha y Dubai. En todas ellas salió vencedor en ruso en sets corridos. Hay que recordar que el duelo en Doha nos e disputó porque el húngaro se bajó por molestias físicas.

Rublev acabó la temporada 2020 por todo lo alto. En cambio su dinámica seguía siendo muy positiva en este 2021 y siempre era uno de los tenistas favoritos a todo. Fucsovics había ganado mucha confianza con buenos resultados y grandes victorias en la presente temporada. En cambio el balance contra Andrey era muy negativo. Además en Dubai al finalizar en término irónico Marton le dijo al ruso `Espero no volver a jugar contigo más este año´.  Ninguno de los dos falló en sus enfrentamientos previos y tenían que volver a medirse por un puesto en los octavos de final.

Triunfo exprés de Rublev

La primera manga no tuvo color. Fucsovics ganó su primer juego pero desde entonces fue Rublev el que mandó. Rompió en los dos siguientes turnos al resto para poner rápidamente el 4-1 a su favor. Además confirmó con su servicio y con el 5-1 estaba muy cerca de ganar la primera manga. Marton pudo maquillar el marcador y ganar un juego más. Finalmente con 29 puntos ganados del ruso y 14 del húngaro la primera manga caía por la vía rápida para un Rublev que parecía tener tomada la medida al húngaro.

Fucsovics lo tenía mal pero lo intentó. Ganó otra vez su primer juego y luego se encontró con una bola de break. No la provechó y su rival se llenó de confianza tras poner el 1-1. Desde entonces ganó otros cuatro juegos consecutivos que le dejaban con 5-1 muy cerca de sellar el triunfo a la siguiente ronda. Al resto y en blanco acabó ganando con total autoridad para estar en los octavos de final en los que se medirá a Cilic.

 

Facebook

Translate