Noticias

Pedro Martínez supera a Popyrin en el ATP Sídney

Martínez Popyrin ATP Sídney
Martínez celebrando un punto | Foto: @rfet

El valenciano ha debutado con triunfo en el torneo australiano. Gran partido de Martínez (6-4, 6-4) ante un jugador local como Popyrin. En la siguiente ronda se medirá ante el británico Daniel Evans.

Pedro Martínez debutaba en el ATP Sídney frente a un jugador local, Alexei Popyrin. El español venía de participar en la ATP Cup y de ser subcampeones tras un gran torneo en el que había participado en el dobles. Sídney era el punto de partida en temporada individual esta temporada. Iba a tener un duelo complicado frente a un jugador que iba a estar arropado por su público.

Pedro Martínez contundente

Martínez salió decidido a por el partido. Sabía de la importancia que tenía poder conseguir un break rápidamente para tener ventaja en el marcador ante un jugador que suele ir a más en los partidos. Dicho y hecho, porque justo en el primer juego se encontró con un 30-40 que no dejó desaprovechar. Esta rotura le valió para comenzar con ventaja en el marcador y poder llevar la iniciativa. El de Alcira estaba muy cómodo y no parecía tener problemas en la primera manga ante el tipo de juego que le estaba planteando su rival. En el décimo juego, con su servicio  sin dar ninguna alternativa a su rival llegaba a la bola de set. Pedro no falló y se hacía con un primer set en el que gracias a ese break tempranero pudo jugar mucho más tranquilo.

Popyrin tardó poco en reaccionar y es que el público no paraba de animar a su jugador. Martínez siguió peleando consciente de que su oportunidad para poner las tablas podía llegar en cualquier momento. Tras el 2-0 para el aussie el valenciano volvía a poner las tablas en el marcador. Pedro seguía al mismo nivel ante un rival que se desesperaba por no poder haber aprovechado la ventaja. La clave del partido llegó en el séptimo juego y es que Martínez muy activo de piernas logró un break que le dejaba a solo dos juegos del triunfo. Desde ese momento no bajó la guardia y tras ganar el décimo juego en blanco se llevaba el partido.

 

Translate