Challenger

Nishioka reina en el Challenger Columbus

Nishioka reina Challenger Columbus
Nishioka se corona en Columbus. | Foto: ATP

Yoshihito Nishioka es el campeón del Challenger de Columbus al derrotar en la final al joven suizo Dominic Stricker en dos mangas (6-2, 6-4).

Japón puede volver a sonreír en el domingo de hoy, y es que Yoshihito Nishioka aparecía en Columbus como la raqueta número 119 del ranking mundial y se marcha de la ciudad americana con un nuevo título Challenger bajo el brazo. El nipón llegaba al torneo americano y lo hacía con la intención de coger ritmo competitivo de cara a la gira americana de febrero. En la final ha vencido al joven suizo Dominic Stricker, el cual no ha tenido un camino de rosas hasta la final precisamente, puesto que en primera ronda estuvo contra las cuerdas ante el joven americano Stefan Kozlov aunque finalmente pudo darle la vuelta y seguir avanzando de ronda.

Nishioka se corona

La final ha tenido un solo dominador desde el principio, y ese ha sido el experimentado tenista japonés el cual ha sabido imponer su mayor solidez desde el fondo de pista ante un Stricker que ha pecado de nervios y de no saber como desarbolar el muro que tenía delante suyo. En un duelo entre zurdos, el japonés se ha terminado llevando el partido gracias a los errores del joven suizo a lo largo del partido. Ya desde el inicio se ha visto la mayor consistencia de un Nishioka que ha sabido explotar el revés más flojo del tenista suizo a lo largo del primer parcial, además de abrir una ventaja considerable al final del primer set aprovechando la irregularidad del joven tenista suizo y gracias a ello se ha llevado la primera manga.

La segunda manga ha seguido un guión similar al de la primera manga, con un Nishioka mucho más sólido y consistente desde el fondo y dominando a un Stricker que en ciertas fases del partido no se ha encontrado nada a gusto con su derecha y cometiendo numerosos errores a la hora de desplazarse con el revés. Finalmente un break en el segundo set ha sido suficiente para que el tenista japonés vuelva a saborear las mieles de un título a nivel Challenger y recobrar algo de confianza en su juego.

Translate