Crónicas

Nadal y Bautista brillan en tercera ronda

Rafael Nadal tras su victoria ante Khachanov | Foto: www.wimbledon.com

Los dos españoles arrasaron a sus rivales en sendos partidos para alcanzar los octavos de final. Nadal ganó en sets corridos al ruso Karen Khachanov, mientras que Bautista fue la sorpresa del día tras eliminar al nipón Kei Nishikori. En la próxima ronda ambos esperan a dos especialistas de la hierba, Müller y Cilic respectivamente.

El tenis español sigue de enhorabuena tras los dos grandes triunfos de los dos primeros jugadores nacionales del ránking ATP. La victoria de Rafa Nadal no cogió a nadie por sorpresa tras el gran nivel exhibido en las dos primeras rondas, aunque Roberto Bautista tenía una batalla complicado ante el correoso Nishikori. El japonés había sufrido en segunda ronda para deshacerse del ucranio Sergui Stajovski y las dudas volaban sobre su figura. El de Castellón de la Plana supo llevar la estrategia perfecta desde el inicio para romper los esquemas de su rival. Rafael Nadal continuó con la racha que trae desde Roland Garros para ganar sin ceder ni un sólo set.

La experiencia de Nadal es suficiente

Rafa Nadal se enfrentaba a un tenista de la NextGen que está llamado en unos años a estar entre las mejores raquetas del circuito, Karen Khachanov. El ruso comenzó a jugar a los tres años al tenis y pronto decidió venirse a Barcelona para mejorar sus prestaciones. Este jugador tiene mucho que corregir a lo largo de su carrera, pero quizás en estos momentos no esté preparado para jugar encuentros de este nivel contra jugadores de este calibre. A lo largo del torneo tuvo numerosos altibajos que pudieron darle un disgusto.

El mallorquín salió desde el principio con ganas de poner tierra de por medio en el marcador. Khachanov sufrió ese miedo escénico que causa la figura del balear sobre una pista y en 23 minutos había encajado el primer parcial por un contundente 6-1. Poco a poco el ruso fue soltando los nervios de jugar contra el español para levantar numerosas bolas de break que le ponían contra las cuerdas, aunque al final Rafa aprovechó una nueva opción de rotura para ganar la segunda manga y estar a sólo un set de llegar a los octavos de final.

Khachanov pareció darse cuenta de que ya no tenía nada que perder y su juego agresivo empezó a encontrar algunos winners que le hacían soñar con alargar su estancia en el Grand Slam. El momento clave del encuentro llegó cuando el ruso tuvo tres bolas de break que le hubieran permitido sacar para llevar el partido a un cuarto parcial, pero salió la mejor versión de Rafa que apagó las luces de su rival. Al final el tercer set se marchó a la muerte súbita, en la que la experiencia del español pudo con el empeño del ruso. En cuartos espera el especialista Gilles Müller.

Rafa Nadal jugando ante Khachanov | Foto: www.wimbledon.com
La mejor versión de Bautista acaba con Nishikori

Las buenas noticias llegaron tras el primer turno de la mañana, en el que Bautista se impuso a su rival Nishikori. Favorito era el nipón a priori, un jugador regular que presume de llegar con frecuencia a las fases finales de los torneos. Es cierto que la hierba es su terreno más débil, pero su versatilidad hace que su juego se adapta a todas las superficies. El partido empezó complicado para el español que tuvo que levantar dos bolas de rotura en el tercer juego. El japonés estaba más cómodo al resto que son su saque, momento en que notaba la presión del rival. Así fue como acabó el primer parcial con un juego que rompió Roberto para dejar claras sus intenciones.

El de Castellón sufría con la agresividad del nipón al resto y tuvo que levantar en el segundo parcial cinco bolas de break que estaban sacando de sus casillas a Nishikori, tras no poder convertir ninguna de ellas. Marcador igualado que se iba a un tie break que iba a cambiar la dinámica del encuentro. La tranquilidad en los momentos decisivos del español le hicieron sumar un mini break que se sería necesario para elegir al vencedor. Bautista cerró el puño, miro a su grada y se marchó al banco con dos sets a su favor, muy cerca de la victoria.

El público estaba claramente del lado de Nishikori e intentó animar al jugador. El nipón fue todo el tercer parcial por delante en el marcador lo que pasaba la presión al otro lado. Al final a base de meter bolas en la pista consiguió el ansiado premio de sumar su primer parcial. Las cosas parecían cambiar cuando en el primer juego del cuarto set el japonés encontró un break que igualaba más las cosas. De todas formas el estado físico de Nishikori no estaba para aguantar mucho y a base de mover a su rival el español sumó dos breaks que le convirtieron en el ganador del partido. Un fantástico encuentro de Roberto que deberá enfrentarse en octavos ante el croata Marin Cilic.

Translate »