Crónicas

Monfils cumple en el debut de Dubai



países tenistas top 100
Monfils celebra el triunfo en el ATP Dubai | Foto: @atptour

Gael Monfils superó a Marton Fuscsovics en el debut del ATP Dubai (6-4, 7-5). El francés dominó todo el partido aunque le costó cerrar en el encuentro. Su rival llegó a salvar 11 de las 15 bolas de break que tuvo a su favor. 

Monfils lleva un gran año con dos títulos en 2020. El objetivo como ha reconocido hace unos días es poder mantenerse en el top 10 y si es posible entrar a formar parte de las cinco mejores raquetas del circuito masculino. En frente en el debut estaba Fucsovics, una de las revelaciones del Open de Australia y un jugador que puede ser peligroso en este tipo de superficies.

El húngaro comenzó golpeando desde el inicio del encuentro y rápidamente un 2-0 a su favor hacían saber a Monfils que iba a tener que sacar su mejor tenis para avanzar de la primera ronda. El francés reaccionó rápidamente y tras un parcial en el que sumó tres juegos consecutivos se puso 3-2 arriba en el casillero. Ir por delante en el marcador le hizo jugar más tranquilo e ir probando cosas nuevas para desarbolar el juego de su rival.

En el octavo juego apretó el acelerador y se puso 5-3 con el servicio para cerrar la primera manga. Contra todo pronóstico recibió otra rotura y el húngaro seguía en el set. El problema es que iba a sacar con mucha presión, después de haber cedido en dos ocasiones su servicio anteriormente y obligado a ganar para no acabar perdiendo el primer parcial. Después de un duro juego y a la tercer ocasión para Monfils cerró el set que había comenzado perdiendo 2-0.

Gael continúa en racha

Monfils tras esa rotura volví a iniciar el segundo set con su servicio. El francés cada vez estaba más cómodo y desde el comienzo del parcial busco esa rotura que le dejara más cerca del triunfo. Fucsovics hizo frente en el cuarto juego a dos bolas de break de las que salió ileso. En cambio las sensaciones cada vez eran mejores para el galo que metía una bola tras otra al otro lado de la red y peores para el húngaro. En cambio podía resistir y tras pelear mucho en sus dos últimos servicio ponía las tablas con el 3-3.

El partido estaba cada vez más del lado del favorito pero Monfils no certificada la superioridad con una rotura en la segunda manga. En el octavo juego volvió a disponer de otras dos opciones tras un game eterno pero nuevamente el húngaro volvió a salvar una situación al límite y ponía el 4-4. Monfils sin problemas puso el 5-4 y restaba para finiquitar un partido que había dominado casi desde el inicio. Finalmente en el duodécimo juego llegó la bola de partido. La primera la salvó como venía haciendo durante todo el segundo set, pero en la segunda oportunidad el francés cerró el encuentro.

 

Facebook

Translate