Opinión

Los tres diamantes en bruto del tenis ruso

Rublev, Khachanov y Medvedev
Rublev, Khachanov y Medvedev promesas rusas

Rusia tiene tres jóvenes talentos que en 2017 se han afianzado en el ranking. Sus nombres son Rublev, Khachanov y Medvedev. Los tres disputaron la primera edición de las Next Gen ATP en Milán. Según miembros del equipo de Copa Davis están llamados a conquistar la ensaladera en los próximos cinco años. 

El país del norte de Europa ha tenido durante las últimas décadas jugadores en el top-10. Marat Safin o Nikolai Davidenko son dos instituciones de su país. Tras la retirada de Nikolai, no encontraban jugadores con potencial aparente para estar entre los mejores. Tras unos años negativos, una generación de tres jugadores nacidos en 1996-1997 están dispuestos a poner a Rusia en lo más alto.

Desde que jugaron en Júnior se hablaba mucho principalmente de un niño rubio, del que se hablaban maravillas. Se escuchaba que golpeaba a la bola con una potencia inaudita para un chaval de su edad. Poco a poco los rumores se fueron confirmando al ver a un niño llamado Rublev, ganar y jugar con una facilidad pasmosa. ¿Quizás demasiada responsabilidad y presión? Poco a poco su juego directo y agresivo se iba llenando de errores que le hacían entrar en una mala racha de resultados.

Los medios de comunicación hablaban de su irregularidad y de sus fallos de concentración. Muchos achacaban a estos problemas como los principales responsables de que nunca llegaría a ser un jugador top. Pero estábamos hablando de un chaval. Siguió trabajando, se puso a las órdenes de un entrenador español, para buscar quizás esa garra que les falta en su carácter a los jugadores y de la que alardean españoles y sudamericanos. En manos de Javier Vicente, Rublev ha brillado en 2017 con luz propia, tras un año regular en el que ha conseguido su primer título ATP en Umag. A sus 20 años llegó a la final de las Nitto ATP Finals y se confirmó como una de las revelaciones de la temporada.

Rublev Umag
Rublev celebra un punto en Umag | Foto: www.atpworldtour.com

Ya nadie duda de su talento, todo el circuito sabe del potencial de este `niño´ que está llamado en los próximos años a liderar el circuito. Muchos apuntan a que será una de las sorpresas del 2018 y que tiene muchas probabilidades de acabar en el top-10 en 2018 si mantiene un tenis regular.

Khachanov y Medvedev sus guardaespaldas

Rublev no está solo en el circuito. Unos puestos por detrás en el ranking le siguen dos amigos un año mayores, Khachanov y Medvedev. Ambos también han dado ese salto de calidad que se les pedía para acabar el año en el top-100 y con el objetivo de seguir creciendo en 2018.

Kachanov consiguió su primer título en 2016, aunque ha sido esta temporada cuando ha conseguido su mejor posición, hasta el número 29. Al igual que Rublev trabajó con un entrenador español, Galo Blanco, aunque al finalizar la campaña comunicaron que decidían separar sus caminos. De cara a la próxima temporada, el de Moscú trabajará bajo las órdenes del croata Vedran Martic.

Karen es potencia pura. Con un poderoso servicio y derecha le encanta dominar los puntos. La falta de paciencia y la toma de decisiones en los momentos clave del partido es lo que tiene que mejorar. En un principio no llegará a ser tan importante dentro del circuito como su amigo Rublev, aunque físicamente tiene las condiciones. Es muy joven y tiene mucho tiempo para mejorar, por este motivo recuerden este nombre del que hablaremos en el futuro.

Daniil Medvedev es el tercero de este grupo que ha irrumpido con tanta fuerza en el circuito. Es el más frío y el que tiene unos picos de irregularidad que no le permiten colarse aún entre las cincuenta mejores raquetas. Su temporada ha sido de idas y venidas, con buenos y malos torneos. Es un tenista completo, con golpes planos que si está motivado y es capaz de mantener los nervios puede complicar el partido a cualquiera. En caso de esta acertado, las líneas se vuelven sus aliados moviendo a sus rivales con bolas que apenas se levantan de la pista.

Khachanov Masters 1000 Montecarlo
Khachanov en el Masters 1000 de Montecarlo | Foto: www.atpworldtour.com

Un presente con mucho futuro

Sin duda tres grandes tenistas, que probablemente acaben los tres en el top-10 en unos años, pero deben crecer en su parte mental, una de las más importantes de este deporte. Con la experiencia, adquirirán una madurez clave para triunfar en el circuito. Este año hemos visto como jugadores veteranos como Muller o Feliciano han cuajado una fantástica temporada, algo que argumenta que las cosas en el tenis van despacio.

Tienen mucho tiempo para desarrollar su tenis, esto solo acaba de empezar y en dos o tres años estarán codeándose con los mejores. Rusia se frota las manos, sabiendo del gran futuro que se le avecina, gracias al trabajo realizado en las categorías inferiores. ¡Khachanov, Rublev y Medvedev están listos!

 

 

Translate »