Pádel

Las lesiones más frecuentes en el pádel

Lesiones más frecuentes pádel
Un jugador lesionado en pádel durante un partido | Foto: elneverazo.com

¿Cuáles son las lesiones más frecuentes en el pádel? Este deporte tiene unas partes del cuerpo que sufren cada vez que disputamos un partido. Vamos a descubrir cuáles son, qué hacer cuando nos lesiones y cómo podemos prevenirlas. 

El pádel es un deporte que no para de crecer en cuanto a nivel de seguidores. Año tras año cada vez hay más pistas y más jugadores de pádel que se sienten atraídos por este deporte de raqueta que se disputa entre cuatro paredes. Ya conocemos algunas de las tácticas del pádel pero al igual que en todos los deportes corremos riesgos de poder lesionarnos. Al igual que en el tenis hay unas extremidades que tienen más probabilidades de sufrir algún daño debido a los movimientos más habituales del pádel. Vamos a descubrir cuáles son.

Las lesiones más frecuentes en el pádel

Dentro de las articulaciones hay diferentes tipos de lesión pero está claro que estas partes de nuestro cuerpo son de las que más sufren.

  • Esguinces: Es una lesión muy a tener en cuenta ya que nos puedes dar problemas en el futuro. Por ello debemos reposar con paciencia y esperar que nuestro tobillo vuelve estar al cien por cien recuperado. En cuanto nos ocurra una torcedura debemos inmovilizar el tobillo y poner hielo.
  • Tendinitis: Este problema llega por la inflamación de un tendón y es muy frecuente que ocurra en los deportes de raqueta. Al final este problema suele llegar por la práctica habitual y hasta muchos profesionales han acabado teniendo este tipo de lesión. También es más frecuente que por la edad las personas más mayores sean más propensas a ello.
  • Distensión muscular: Puede llegar al hacer un estiramiento exagerado y suele ser dolorosa. Al igual que con los esguinces hay que reposar hasta estar recuperados para no recaer y empeorar la situación. Aquí es necesario el uso de calor para poco a poco poder restablecer la zona lesionada.
  • Luxaciones: Suele llegar por un golpe fuerte o una mala caída. Es una lesión muy dolorosa que puede tener recaídas en un futuro. En el pádel y de normal es el hombro la parte del cuerpo que más suele luxarse, aunque los médicos tienden a recolocar la zona de forma rápida.
Prevención de lesiones en el pádel
  • Como en todos los deportes primero hay que calentar durante 5 o 10 minutos para que el cuerpo entre en temperatura y los músculos se vayan preparando.
  • Beber agua con cabeza antes, durante y después del partido. Siempre la manera de hidratarse ha de ser de una manera lógica, ya que si no puede llegar el flato.
  • Zapatillas con buen agarra impedirán que nos resbalemos o nos quedemos clavados evitando de esta manera muchas lesiones que además suelen ser muy peligrosas.
  • La técnica en el golpeo ha de ser positiva, ya que muchas veces hay movimientos brusco en los que espalda sufre y al final es una de las partes más importantes de nuestro cuerpo.
  • Al finalizar como en todos los deportes después de acabar un partido hay que estirar. Así los músculos no sufrirán y al día siguiente tendremos menos dolores como las típicas agujetas.
Translate »