WTA

Kerber se lleva una batalla épica ante Sorribes



Kerber Sorribes wta wimbledon
La alemana avanza en Wimbledon. | Foto: WTA

La alemana sale victorioso de uno de los mejores partidos de este Wimbledon, frente a Sara Sorribes (7-5, 5-7, 6-4), en su duelo por la segunda ronda del torneo. Kerber será rival de Sasnovich o Hibino.

Sara Sorribes tenía un duro enfrentamiento de segunda ronda. La valenciana había superado en el debut a la croata Konjuh, pero esta vez tenía que enfrentarse a toda una ex número uno como Angelique Kerber. La alemana venía bajo el brazo con un título, el conseguido la semana pasada en su país en el WTA Bad Homburg. La alemana era la gran favorita pero sabía que tenía que enfrentarse a una jugadora que nunca da una bola por pérdida.

Kerber pega primero

La primera manga deleitó a los espectadores con puntos largos y sobre todo mucho nivel de tenis entre las dos jugadoras. Kerber intentaba dominar con sus tiros planos y profundos pero en frente tenía un frontón llamado Sara Sorribes. La española aguantó a la perfección la potencia y los tiros de su rival, pero fue en el octavo juego cuando concedió por primera vez su servicio y tenía el 5-3 en en el marcador y el servicio para poner fin a la primera manga.

Sorribes siguió peleando y a la cuarta bola de rotura consiguió ganar el juego para poner el 5-4 y seguir pensando en la remontada. Kerber se encontró en el duodécimo juego con un 15-40 que le daban las dos primeras bolas de set. A la primera no, pero a la segunda acertó y se llevó primer parcial dando un golpe sobre la mesa tras una manga agónica.

Sorribes iguala las acciones

Si la primera manga había vuelto loco al público nadie esperaba lo que iba a ocurrir en la segunda. Kerber empezó mandando con 2-0 a su favor pero Sorribes rápidamente se agarró en el marcador poniendo el 2-1. La alemana en cambio siempre fue por delante y volvió a golpear con otra rotura poniendo el 4-2. Solo dos juegos le separaban a la alemana del triunfo pero la pupila de Silvia Soler no se iba a rendir. Otro contra break puso el 4-3 y Sara seguía creyendo sus opciones.

Kerber seguía intentando mandar, aunque de vez en cuando jugaba con alguna bola con altura y con menos peso que me incomodaban más a Sara. La valenciana empezaba a gustarse con su derecha y variando mucho con su slice, mientras Kerber empezaba a no encontrar fisuras en el juego de su rival. Tras poner el 5-4 a su favor Kerber dispuso de una bola de partido al resto en el décimo juego, pero Sara la salvó con mucha personalidad. Esto le dio confianza para el siguiente juego, en el que conisguió un break que le dejaba a solo un paso de ganar el segundo parcial.

El nivel de los últimos puntos estaba siendo sobresaliente y el público no daba crédito a lo que estaba viendo. Con su servicio y tras un gran juego acabó en más de una hora con la segunda manga con el 7-5 a su favor y llevaba el partido al set definitivo. Hasta el momento estaba siendo un duelo brillante por parte de ambas y el público se lo estaba agradeciendo con numerosos aplausos tras cada intercambio.

Kerber logra ganar el duelo

Sorribes comenzó mandando en el tercer set, con su confianza por las nubes. Después del final de la segunda manga que había tenido la valenciana, no pudo aprovechar la ventaja del principio, llegando a tener triple bola de break nuevamente tras la recuperación de la alemana, pero Kerber se adelantó nuevamente en el marcador. El duelo tomaba tintes agónicos y es que el público no daba crédito a lo que estaba viendo, con puntos interminables, en globos, dejadas, golpes ganadores. Una exhibición de tenis hasta que Kerber con mucha fortuna puso el 5-2 en el marcador y estaba a solo un juego de una gran victoria.

Pero cuando la germana intentaba cerrar el partido y por fin cortar con la batalla, Sorribes volvió a dejarlo todo en la pista para recuperar el break y agregarle aún más suspenso a la definición. Todo parecía indicar que la historia iba a continuar con esa tónica épica que traía, pero Kerber consiguió un inesperado quiebre en cero para llevarse el partido tras más de tres horas.

Facebook

Translate