Challenger

Jurij Rodionov: Otro austriaco con mucho talento

Jurid Rodionov 2020
Jurid Rodionov celebra un triunfo | Foto: @atpchallenger

El tenis austriaco pasa por uno de los mejores momentos después de Thomas Muster. Dominic Thiem ha hecho el debut como N°3 del mundo, pero no solo está Dominic, también hay un gran progreso en los jóvenes y hablaremos de uno de los mejores Next Gen de este 2020, Jurij Rodionov.

Rodionov tiene 20 años es zurdo con revés a dos manos y actualmente está siendo entrenado por el argentino Javier Frana, además también forma parte de su equipo de trabajo Wolfgang Thiem (Padre de Dominic). Su etapa como profesional comenzó en 2015 jugando un Future en su país y consiguiendo sus primeros dos triunfos en la qualy. No demoró en obtener su primer triunfo en un cuadro principal, a final del mismo año en Egipto ganó en la primera ronda y luego cayó en un duelo muy parejo ante Frederico Ferreira Silva.

El salto a los Challenger

Un año más tarde hizo su debut en un torneo Challenger en Eckental y ganó un partido en la qualy, pero no pudo acceder al cuadro principal. En julio del 2017 tuvo una gran semana en el Challenger de Praga. Ganó sus tres encuentros de fase previa y avanzó al main draw. Allí venció a dos rivales duros como Satral y López-Pérez para acceder por primera vez a cuartos de final. Recibió una invitación para disputar la semana siguiente la qualy del ATP 250 de Kitzbuhel, pero cayó en sets corridos ante Marterer. A fin de temporada disputó el Challenger de Ningbo y tuvo una semana espectacular consiguiendo el mejor triunfo de su carrera ante Jordan Thompson y metiéndose entre los cuatro mejores del torneo, pero no pudo avanzar a la final cayendo ante el experimentado Youzhny.

Grandes triunfos en 2018

No comenzó con buenos resultados el 2018, pero fue mejorando a mitad de año llegando nuevamente por duplicado a cuartos de final hasta que en junio llegó la mejor semana de su corta carrera, se coronó campeón del Challenger de Almaty ingresando proveniente de la qualy y cediendo sólo dos sets en el cuadro principal. Se tomó revancha del año anterior y obtuvo dos triunfazos en la fase previa del ATP 250 de Kitzbuhel arrasando en sets corridos con Gulbis y Sonego. Accedió por primera vez al main draw de un torneo de esa categoría, pero no pudo en el debut ante su compatriota Dennis Novak. Debido a los muy buenos resultados recibió un wild card para disputar su primer ATP 500 en Viena y cayó en la primera fase de qualy ante Herbert.

Un 2019 pobre

En el comienzo de una nueva temporada en 2019 hizo su debut en un Grand Slam en la fase de previa del Australian Open, tuvo un buen triunfo en la primera ronda ante Bublik y luego perdió ante Evans. También debutó en la Copa Davis representando a Austria, pero perdió sus dos encuentros ante los chilenos Garín y Jarry. A medida que pasó el año fue bajando el nivel con muchas derrotas en primeras rondas y tuvo que volver a disputar torneos Futures luego de casi un año y medio. En septiembre volvió a tener una gran semana en un torneo Challenger llegando a semifinales en Glasgow y ese fue su mejor resultado en 2019, cerrando una temporada en bajo nivel.

Un 2020 para explotar

El 2020 lo arrancó de la misma manera con dos derrotas consecutivas, pero todo cambió desde que el argentino Frana se sumó a su equipo. En febrero cedió un set en todo el torneo y ganó el Challenger de Dallas con fantásticos triunfos ante Seppi, Mmoh, Koepfer y Kudla. Dos semanas después siguió jugando en un nivel superlativo, consagrándose campeón en el Challenger de Morelos. Ha mostrado un gran cambio de cara al año anterior y consigue el ranking necesario para disputar la qualy de Roland Garros.

Translate »