Crónicas

Bedene firma otra sorpresa en Rotterdam y se carga a Tsitsipas

bedene tsitsipas crónica atp 500 rotterdam octavos de final
Aljaz Bedene golpeando de derecha hoy en Rotterdam | Foto: @abnamrowtt

El esloveno, actualmente ubicado en el puesto 52 del mundo, se deshizo del número seis y segundo favorito del ATP 500 de Rotterdam, el griego Stefanos Tsitsipas, en un encuentro de hora y media de duración (7-5 y 6-4) y en el que exhibió un tenis de altos quilates. El joven NextGen Auger-Aliassime será su rival por un puesto en semifinales.

El ATP 500 de Rotterdam no gana para sorpresas. Si ayer fue Medvedev el que hizo las maletas en su debut, hoy le ha tocado a Stefanos Tsitsipas, número seis del mundo y segundo cabeza de serie, una ronda más adelante. Su verdugo, el esloveno Aljaz Bedene, jugador de 30 años y 46 puestos por detrás del griego en el ránking. Aunque hoy, desde luego, no se vislumbró tal diferencia sobre la pista dura indoor del evento holandés. Bedene rayó a un nivel excelso durante todo el choque, primero aguantando las embestidas de Tsitsipas en el primer set y después siendo él el que aumentara la intensidad en el segundo (7-5 y 6-4 en hora y media de juego).

Bedene se lleva un primer set frenético

El partido se caracterizó enseguida por el alto ritmo que ambos jugadores propusieron desde el fondo de pista, con algunos intercambios más propios incluso de ping-pong que de tenis. Tsitsipas se mostraba inabordable con su servicio (sólo un punto cedido en sus cuatro primeros turnos) pero no contaba con la gran efectividad de Bedene con el suyo. Pese a que no destaca por su gran altura, 1,82 metros, el esloveno dispone de una gran habilidad para colocar sus servicios lo más cerca de la línea posible y, a la postre, conseguir varios puntos gratis por juego.

Cinco de ellos los logró en los momentos de máxima presión, con bola de break en contra, salvando dos en el segundo juego y otras tres en el octavo, que se fue a más de los diez minutos de duración. Tanta oportunidad perdida y el hecho de no poder siquiera ponerlas en juego acabó desesperando a Tsitsipas, que se quedó sin opciones de reclamación al ojo de halcón con 5-4 a su favor y a dos puntos de llevarse el primer set. De ahí y hasta el final del mismo, no logró llevarse ni un sólo punto a su casillero, sufriendo una tremenda desconexión a nivel mental que lo llevó a ceder por 7-5 el set.

Bedene no cede y cierra por la vía rápida

El esloveno no cedió terreno en el comienzo de la segunda manga, más bien al contrario, continuó con su gran rendimiento al servicio y haciendo lo que tocaba en cada momento. El colmo para Tsitsipas fue la manera en la que volvió a ceder su servicio en este segundo set, un passing shot con el drive por parte de Bedene que se ayudó de la cinta para caer al otro lado de la red. Era sólo el 2-1 pero pareció la sentencia. Tsitsipas no logró volver a hacer daño al resto, coqueteó con un par de 30-30 iguales pero eso fue todo. Bedene mantuvo la calma en todo momento y terminó cerrando con un gran golpe de derecha a la contra que, por otra parte, fue una muestra de lo bien que se sintió el de Liubliana durante todo el partido.

Ahora, el actual número 52 del mundo buscará seguir explorando sus límites en el torneo holandés. Lo intentará ante el canadiense Félix Auger-Aliassime, de 19 años, número 21 del ránking ATP y considerado como una de las mayores promesas de este deporte. Ambos se jugarán mañana un puesto en una de las dos semifinales del cuadro individual de Rotterdam.

 

 

Sobre el autor

andythebest

Periodista. Apasionado del deporte, en general, y del tenis en particular.

Comentar...

Click aquí para escribir un comentario

Translate »