Crónicas

Pospisil continúa en racha y manda para casa a Medvedev en Rotterdam



pospisil medvedev crónica ATP 500 Rotterdam debut
Pospisil golpeando un revés ene l ATP Rotterdam | Foto: abnamrowtt

El canadiense protagonizó la gran sorpresa de la jornada en el ATP 500 de Rotterdam al dejar fuera del torneo a su máximo favorito, el ruso Daniil Medvedev, quinta mejor raqueta del mundo, en poco más de una hora (6-4 y 6-3). El serbio Filip Krajinovic será el siguiente rival de un jugador actualmente en racha. 

Después de mucho tiempo batallando con las lesiones, con operación de espalda incluida el año pasado, Vasek Pospisil ha vuelto a disfrutar al máximo del tenis. Tras alcanzar la final del torneo de Montpellier, el canadiense, actualmente ubicado en el puesto 104 de la clasificación mundial, continúa alargando su buen momento de forma y hoy se ha desecho por la vía rápida (6-4 y 6-3) de todo un número cinco del mundo como es el ruso Daniil Medvedev. El encuentro, que tenía pinta de batalla larga, terminó en manos de Pospisil y además de forma muy clara ante un Medvedev demasiado irregular y que en los compases finales del partido se mostró bastante apático.

Pospisil desactiva el muro de Medvedev

No comenzaron mal las cosas para el ruso en el inicio de la primera manga. Utilizando una de sus grandes armas, el contraataque, Medvedev parecía un muro desde el fondo de pista, capaz de devolver cada golpe de un Pospisil al que sólo le valía conectar grandes primeros servicios para llevarse algún punto. Pero todo comenzó a cambiar a partir del cuarto juego del primer set. Medvedev, que se había adelantado 2-0, se lío con su servicio y con una doble falta cedió el break que había logrado en el juego inicial. Pospisil, con la adrenalina de haber recuperado el sitio en el partido, comenzó a desactivar al ruso con ya clásico saque y red.

El canadiense, aunque capaz de ser consistente también desde el fondo, sabía que sus opciones pasaban por cortarle el ritmo a su rival. Afortunadamente para él, su servicio lo acompañó en los momentos importantes, como por ejemplo, en el noveno juego donde tuvo que afrontar un 0-40 en contra. Lo hizo conectando tres saques directos consecutivos en cada una de las bolas de rotura y con otras dos grandes subidas a la red puso el 5-4 en el marcador, asegurándose restar para ganar el set. La cabeza de Medvedev todavía le seguía dando vueltas a ese 0-40, tanto, que se volvió a descuidar con su saque. Pospisil leyó el momento a la perfección, volviendo a repetir sus constantes subidas a la red y cerrando con una de ellas el set por 6-4.

Medvedev no encuentra soluciones

Con un set en contra, quedaba por ver cuál sería la reacción, si es que la habría, del número cinco del mundo. La respuesta fue un no contundente. No se sabe dónde tendría su cabeza el bueno de Daniil, pero quedó claro que en Rotterdam ya no. Pospisil, por contra, siguió a lo suyo. Sacando (81% de primeros saques ganados) y voleando como nunca (20 de 24 en puntos en la red) el de Vernon maniató por completo al ruso, impotente durante el resto del partido, que no fue demasiado, por otra parte.

Medvedev se encontraba cada vez más fuera del partido y solamente jugaba a tirones, lo que no le valió para nada. Con una volea a la red cedió otra vez su servicio en el cuarto juego de la segunda manga y ahí se acabó lo que se daba. Lo único que podía hacer que el ruso se metiese de nuevo en el choque era que Pospisil se pusiera tenso a la hora de cerrar, cosa que no ocurrió en ningún momento. El canadiense firmó otro juego contundente más al servicio y puso el 6-3 con el que sellaba su acceso a los octavos de final. En dicha ronda se verá las caras con el serbio Filip Krajinovic, actual número 39 del ránking ATP.

Facebook

Translate