WTA

Andreescu se cita con Barty en la final de Miami

Andreescu Sakkari Miami Open
Andreescu en el Miami Open | Foto: wtatennis.com

La tenista canadiense ha vuelto a su gran nivel. Andreescu se plantó en la final (7-6(7), 3-6, 7-6(4)) tras una larga e intensa batalla. Bianca fue mejor en los dos tie breaks para acabar imponiéndose a Sakkari que ha vuelto a cuajar una gran semana. 

Bianca Andreescu es una de las jugadoras que ha tenido mala suerte con las lesiones. La canadiense tenía como misión en este inicio de campaña volver a disfrutar sobre la pista. En Miami se ha dado una gran alegría tras volver a una final WTA. En semifinales tenía el último escollo en el camino, Maria Sakkari. La griega venía de estar en boca de todos tras derrotar a Osaka que estaba invicta este año.

Andreescu se impone tras una larga batalla

Un duelo igualado en el que la balanza se podía decantar para cualquier lado. Dos jugadoras muy sólidas que cometen pocos errores en un bonito y atractivo duelo para el espectador. La canadiense empezó mejor y por ello sumó el primer break en el cuarto juego. Así tomó ventaja poniendo el 4-1 en el marcador. Sakkari siguió luchando y llegó su momento. Ganó dos juegos consecutivos y recuperaba la distancia. Desde el 4-3 no se volvió a ver ninguna alternativa más al resto hasta que llegaron al tie break. Sakkari fue la primera que tuvo hasta dos opciones de cerrar la manga pero no cerró. Luego llegó la oportunidad de Andreescu y se llevaba el primer set.

Las cosas se pusieron peor cuando el marcador estaba 3-1 para Bianca. Solo tres juegos le separaban del triunfo, pero entonces cambió el rumbo del partido. Sakkari empezó a ser una pared y de repente sumó cinco juegos consecutivos con dos roturas para acabar imponiendo su ley con el 6-3 tras una gran remontada y llevar el partido al ser definitivo.

Era complicado imaginar a la ganadora por la igualdad que se había mostrado durante todo el partido, aunque era Sakkari la que estaba con mayor confianza tras ganar cinco juegos seguidos. En este set hubo más alternativa al resto y es que el cansancio se empezó a notar. Los saques ya no mandaban. El momento clave llegó en el undécimo juego, ya que la griega consiguió una rotura para tener en sus manos el servicio y la opción de cerrar el partido. Llegó la presión y no lo consiguió. Otra vez un nuevo tie break, pero este iba a decidir a la jugadora que iba a estar en la final con Barty. Andreescu se mostró más eficaz y con el 6-2 llegaron cuatro bolas de partido. Costó pero a la tercera logró cerrar el partido y clasificar a la final.

 

Translate