Noticias

Un Medvedev al límite enseña su armadura

Aliassime Medvedev Open Australia
Medvedev a semifinales lleno de épica. Foto: Aus Open

El No.2 del mundo Daniil Medvedev se clasifica a las semifinales del Open de Australia al remontar a Felix Auger Aliassime por 6-7(4), 4-6, 7-6(2), 7-5, 6-4 en cuatro horas y 38 minutos.

Unos días después de haber podido disputar su encuentro en la ATP Cup en la localidad de Sídney en una superficie muy similar a la de la Rod Laver Arena, se enfrentaban en unos cuartos de final. Segundo Grand Slam consecutivo en el que se enfrentaban ya que en semifinales del Open de Australia se habían visto. El bagaje era favorable a un Daniil que venía de no encontrar problemas en ninguna de sus citas siendo muy superior. En cambio, Felix, desde primera ronda viene sufriendo y eso le ha valido para poder ir armándose en confianza.

Auger abre diferencias

Un primer parcial donde no se vio problemas problema alguno para los sacadores. Todos los juegos fueron muy concisos para el tenista que ponía la bola en juego. En el 5-5, Auger subió una marcha más y le sirvió para ponerse por delante. Aun así, iba a llegar el contrabreak que permitiría un merecido tie-break por la igualdad por la que habían transcurrido durante todo momento. Los primeros puntos lograron ir empatados pero llegó el mini break en favor al canadiense. Daniil, lo recuperó pero acto seguido iba a dejar sus dos puntos al saque sin sacarlos adelante. Aliassime llegó hasta el 6-3 pero fue a la segunda bola cuando consiguió cerrar.

El canadiense abrió distancia en el segundo parcial rápidamente tras un largo juego. Aquello no gusto nada al jugador ruso. La igualdad del primer parcial y las sensaciones eran favorables al cabeza de serie No.9 del cuadro. Con mejor movilidad de piernas, más seguridad a la hora de ir a por el golpeo de bola mientras Daniil no estaba obteniendo winners ni tampoco estaba cómodo con el juego que se estaba dando. Aun así, fue sacando sus servicios obligando a Auger cerrar.

Medvedev comienza a reaccionar

Felix, tuvo una oportunidad en el comienzo el tercer parcial que involucró en un ascenso de nivel del No.2 del mundo, con buena dosis de saque y derecha. Aún no estaba nada cómodo pero mientras se acercaba el desenlace del set, tuvo que levantar otro 30-30 en contra. Además, al resto quiso hacer más daño jugando más atrás de la línea de fondo pero Auger fue capaz de salvarlo. Con lo cual, llegaron a la muerte súbita. Nada más empezar, con Daniil obteniendo el primer mini break, comenzó a llover y tuvieron que echar el techo retráctil. Pocos minutos después, ya estaban listos y Medvedev fue quién aumentó el marcador a su favor para terminar llevándose ese tie break.

Los servicios fueron considerables en la cuarta manga. Aun así, en el 4-5, Daniil se topó con un 4-5 y 30-40 que indicaba que Auger tenía una bola de partido. Lo resolvió a la perfección sirviendo de manera brillante y confirmando que estaba ahí. Comenzó su espectáculo hacia el público queriendo que le llevaran también. Con esa confianza generada, su baile sobre el fondo de cancha era muy fiable. Regalaron puntos de mucho nivel, pero el balón estaba en el tejado del ruso. Llegó el break para él continuando con su confirmación en la Rod Laver Arena. Acto seguido, se puso con 40-0, pero pecó de exceso de confianza con una doble falta y varios segundos, el canadiense llegó al deuce, pero nuevamente en el momento más importante, Daniil volvió a sacar su mejor versión y situó el 7-5 para marcharse a los vestuarios a cambiarse de ropa. El punto de ventaja que logró fue épico en la red con unos reflejos apisonadores, y después llegó el saque directo.

Todo por resolverse

Auger Aliassime salió muy enchufado llevándose su juego al servicio en blanco además de hacer un banana shot con el revés a una mano. Aquello le llevó a seguir confiando en sus oportunidades y acechó el saque de Daniil. Bolas de break, pero el tenista que lucha por finalizar esta semana como No.1, logró armar su saque para poder despejar todas las dudas. En  próximo juego y volviéndose a armar en buenas sensaciones, fue a por el quiebre. Cayeron varios fallos de Auger, y finalizó de la peor manera posible ya que cometió una doble falta.

El canadiense lo intentó pero en los momentos de mayor trascendencia cayeron errores no forzados. Ese desenlace fue muy psicológico y Medvedev estuvo más certero. Con el 5-4, tuvo un 15-40. La primera la salvó siendo muy agresivo y la segunda cayó un error de Felix. Otro fallo clave. Con lo cual, a la primera bola de partido, Medvedev logró el triunfo ante Felix Auger Aliassime en cuartos del Open de Australia. Se medirá a Stefanos Tsitsipas por un cupo en la final.

Translate