Noticias

Alcaraz toca el cielo del Miami Open con 18 años

Alcaraz Ruud Miami Open
Alcaraz celebra un punto en el Miami Open | Foto: @miamiopen

El joven español hace historia en el Masters 1000 Miami con solo 18 año al ser el primer campeón español en este torneo. Alcaraz volvió a dar otra gran lección en la final y superó a Ruud (7-5, 6-4).

Cuadro del torneo

Resultados del torneo

Final histórica la que se iba a vivir en el Miami open 2022 en el cuadro masculino. Casper Ruud y Carlos Alcaraz eran los protagonistas. En noruego podía ser el primer tenista de su país en lograr un título de Masters 1000, mientras que Alcaraz tenía la misma misión, ya que ningún hombre había logrado ganar en el segundo Masters 1000 de la temporada. Los dos habían cuajado un torneo soñado y se habían merecido llegar a la final por su propio mérito. En el cara a cara había un precedente y Alcaraz había ganado el duelo a Ruud del ATP Marbella 2021 sobre tierra batida.

Alcaraz remonta el primer parcial

Ruud salió con las ideas muy claras al partido, variando alturas y utilizando el cortado para jugar también con diferentes velocidades a un Alcaraz que empezó más errático de lo esperado. El español en su primer turno de saque se encontró con una bola de break en contra que no pudo levantar. Ruud conseguir al primer break y además confirmaba la rotura marchándose hasta el 3-0 a los pocos minutos del inicio del encuentro. Alcaraz miraba a su box en el que estaba Juan Carlos Ferrero e intentaba tranquilizar al joven jugador de 18 años. La primera bola de rotura para el español llegó en el quinto juego tras una mala decisión de Ruud que dejó pasar una bola que entró con mucho margen. El noruego salvó la delicada situación y pudo poner el 4-1 quedándose a solo dos juegos de cerrar la primera manga.

Alcaraz no iba a bajar los brazos porque eso no está en sus genes y tras una buena reacción era capaz de ganar tres juegos consecutivos y poner el 4-4. Ruud había empezado a cometer más errores no forzados y el español lo estaba aprovechando. El noruego se llevó el noveno juego y así pasaba la presión para Alcaraz, que necesitaba ganar su juego para seguir con vida en la primera manga. El pupilo de Ferrero muy concentrado ganó sin problemas el décimo fuego y puso el 5-5.

El murciano salió reforzado y de repente se encontró con dos bolas de break de vital importancia. Carlos aprovechó la segunda y es que Ruud había empezado a fallar más de lo esperado y se quedaba con el servicio para cerrar la primera manga. Con el 40-15 llegaron dos bolas de set en el duodécimo juego pero luego Ruud lo dio la vuelta y llegó a la bola de rotura. Un servicio de Alcaraz solventaba los problemas y finalmente a la tercera bola de set celebraba una primera manga en la que había estado contra las cuerdas pero nuevamente había demostrado esa madurez impresionante a sus 18 años.

Carlos hace historia

Alcaraz salió muy intenso en la segunda manga, sabiendo que podía sentenciar el partido rápidamente. El español consiguió un doble break que le mandaba hasta el 3-0 y se quedaba muy cerca de la victoria. Ruud peleó y a la sexta bola de break en el cuarto juego conseguía un quiebre que le daba esperanza en el partido. En el siguiente cambio de lado el noruego necesitó de la asistencia del fisioterapeuta por algunos problemas en la espalda. El pupilo de Ferrero con el 5-3 estaba al resto para tocar el cielo en el Miami Open.

Ruud solventó la primera papeleta y ganó su juego para pasar la presión al otro lado. Era el turno de saque más importante en la corta carrera de Carlos Alcaraz. Si ganaba su servicio era campeón ante del Miami Open ante el griterío de los aficionados. Con el 40-0 llegaban tres bolas de campeonato y a la primera se tiraba al suelo para celebrar su primer título de Masters 1000 y ser el primer español en ganar en Miami. Muy emotivo fue el abrazo que se dio con su entrenador Juan Carlos Ferrero, que acudió por sorpresa a Miami para estar en la final pocos días después del fallecimiento de su padre.