Crónicas

Un Nadal inteligente avanza hasta los cuartos de final tras derrotar a Dolgopolov

Rafa Nadal celebra el triunfo ante Dolgopolov | Foto: www.atpworldtour.com

El español superó en cuarta ronda al ucranio Alexandr Dolgopolov (6-2, 6-4, 6-1) certificando su mejoría a lo largo que pasan las rondas. Nadal sumó un partido notable en el que fue de menos a más gracias a los errores no forzados que cometió su rival. Queda menos para ver una hipotética semifinal entre Federer y el balear, aunque primero deberá deshacerse de la gran sorpresa del torneo, el joven ruso Andrey Rublev.

Rafael Nadal saltaba aproximadamente a las 18:30 hora española sobre la Arthur Ashe con la intención de mostrar la mejora en su juego tras dejarse un set en sus dos primeros encuentros contra rivales a priori bastante inferiores, Taro Daniel y Leonardo Mayer. Esta vez en cuarta ronda iba a tener un duelo frente al ucranio Dolgopolov, un jugador impredecible pero peligroso. El tenista nacido en Kiev tiene un juego poco habitual en el circuito, directo y agresivo que impide a sus contrincantes coger ritmo. A sus 28 años ha demostrado que es capaz de lo mejor y lo peor, aunque durante la primera semana del torneo había dejado claro que su nivel de tenis estaba rallando por encima de lo esperado tras derrotar de forma cómoda a rivales de entidad como Berdych o Troicki.

El español salió desde el primer momento concentrado sabiendo que el partido se iba a decidir por los errores no forzados del ucranio, intentando poner el máximo número de bolas posibles sobre el lado contrario. Los dos primeros juegos fueron rápidos, sin peloteos largos en los que ambos jugadores mantuvieron su servicio. La primera bola de rotura llegó en el tercer juego y como Nadal tiene la costumbre consiguió el primer break del encuentro que le adelantó en el casillero. Dolgopolov intentó devolver el golpe en el sexto juego, pero la impaciencia le hicieron perder la gran oportunidad para dar por perdida la primera manga tras encajar una nueva rotura.

Rafa Nadal golpea un revés ante Dolgopolov | Foto: www.atpworldtour.com

El segundo parcial comenzó en su primer juego con la misma dinámica y el mallorquín tuvo una nueva bola de rotura, pero esta vez sí Alexandr consiguió salvar la situación. Ambos jugadores empezaron a sentirse acertados con el servicio ganando sus juegos con relativa facilidad. La experiencia en los momentos claves del set volvieron a favorecer al español, que con empate a cuatro juego en el marcador consiguió en el resto un break que le dejaba a las puertas de encarrilar su pase a la siguiente ronda. Nadal no falló y con su juego en blanco amplió la diferencia en el marcador para estar a tan sólo un parcial de avanzar a los cuartos de final.

Dolgopolov demostró a partir de este momento el motivo por el que nunca ha llegado a ser un jugador top y es que se fue del partido. El juego del ucraniano sumaba sin parar errores no forzados que le permitieron a Nadal conseguir tres roturas para confirmar la victoria tras un partido notable. Un triunfo que muestra que a medida que pasan los días el número uno se va encontrando más cómodo en las instalaciones del US Open. En el siguiente partido deberá enfrentarse a la gran sorpresa del torneo, Andrey Rublev el joven ruso de 19 años que superó con claridad (5-7, 6-7 (5), 3-6) al belga Goffin. Según pasan los días Nadal y Federer continúan avanzando sin problemas en el cuadro y parece más cerca el gran partido que todo el mundo quiere ver en las semifinales entre los dos mejores jugadores de la temporada.

Translate »