Noticias

Ruud sorprende a Tsitsipas en Madrid



Tsitsipas Ruud ATP Madrid
Casper Ruud celebra un punto | Foto: @mutuamadridopen

El tenista griego se despidió antes lo esperado en el torneo español. Ruud jugó un gran tenis y con mucha solidez superó a uno de los favoritos al título por la vía rápida (7-6(4), 6-4). En cuartos de final espera el kazajo Bublik.

Stefanos Tsitsipas y Casper Ruud tenían un bonito duelo por delante en Madrid en el que iban a luchar por los cuartos de final. El griego era el favorito ya que es posiblemente el tenista con más confianza del momento en el circuito masculino. En cambio no iba a tener un partido sencillo ante un terrícola como Ruud que es un jugador muy versátil y sólido desde el fondo de la pista.

Adiós de Tsitsipas

La primera manga estuvo muy igualada estuvo muy igualada. Ruud no daba el brazo a torcer e intentaba dominar con su derecha. Tsitsipas aguantaba sin mayores problemas con su servicio, pero no encontraba la forma de hacer daño al resto. El noruego estaba muy cómodo y aguantando el ritmo frenético que tenían los peloteos desde el fondo de la pista. Sin ninguna alternativa al resto se fueron al tiebreak. En la muerte súbita Ruud jugó con mucha personalidad y no le tembló la mano. Consiguió un mini break break para poner el 4-3 a su favor. Luego ganó sus dos servicios y con el 6-3 llegaban las dos primeras bolas de set. Tsitsipas a la segunda falló una derecha que se fue ancha y así su rival daba la sorpresa en Madrid sumando la primera manga.

El vigente campeón en Montecarlo debía reaccionar. Empezó sacando y llevando por primera vez la iniciativa en el marcador. No encontraba tampoco con ventaja esas oportunidades al resto y es que Ruud estaba muy cómodo en todas las facetas del juego. Aumentaron los problemas para Stefanos cuando en el séptimo juego se enfrentaba a un 15-40 que no pudo levantar y Ruud se quedaba con el 4-3 a su favor muy cerca del triunfo. Luego con el 5-4 a su favor tenía el servicio para dar la sorpresa en la capital española. Con el 40-15 había dos bolas de partido y una derecha larga del heleno acabó dando el triunfo al noruego.

 

Facebook

Translate