WTA

Sara Sorribes sigue imparable en Miami



Sorribes Rybakina Miami Open
Sorribes celebra un triunfo en Miami | Foto: @miamiopen

La tenista española sumó otro triunfo de mucho valor en el torneo estadounidense. Después de ganar a Brady superó en tres mangas a la kazaja Rybakina tras una gran duelo (6-1, 3-6, 6-2). En los octavos de final se medirá ante Jabeur o Kenin. 

Sara Sorribes pasa por el mejor momento de su carrera profesional. Después de una semana mágica en Guadalajara tras conquistar su primer trofeo WTA llegaba a Miami con mucha confianza. En Monterrey, la semana pasada había caído ante Fernández en semifinales. En el torneo estadounidense debutó ante la vigente finalista del Open de Australia, Jennifer Brady. La de Castellón como reconoció tras el partido jugó uno de sus mejores partidos en toda su carrera. Esta vez le tocaba enfrentarse a Rybakina, una jugadora con un tenis ofensivo y con un juego muy peligroso.

Otro triunfo de mucho valor

Empezó la española a gran nivel. Ambas tuvieron opciones de break en los primeros juegos y es que el partido como se esperaba iba a tener alternativas al resto. Más acertada estuvo la pupila de Silvia Soler que después de tres largos e intensos juegos tomaba ventaja en el marcador con el 3-0. Además confirmó el segundo break con su servicio y ponía el 4-0 en el marcador. La kazaja pudo inaugurar su casillero en el siguiente juego. El duelo seguía estando muy físico. Sorribes estaba muy cómoda y con mucha confianza como se notaba en los momentos decisivos. Al final tras 42 minutos el primer parcial cayó para Sara por 6-1, aunque el partido estaba siendo mucho más igualado que lo que indicaba el marcador en el resultado.

La dinámica siguió a favor de la tenista española. Rápidamente ponía el 2-0 a su favor y quedaba menos para cerrar otra gran victoria. Rybakina reaccionó a base de garra y entrega para poner el 2-2. Con el paso de los minutos Elena estaba cada vez más cómodo en la pista y empezaba a mandar con sus potentes golpes. En el séptimo juego la kazaja sumó un break que daba la vuelta al partido. Confirmó con su servicio y con el 5-3 estaba cerca de forzar el set definitivo. No le hizo falta esperar a su saque ya que volvió a quebrar y tras una gran remontada ponía el 6-3.

El partido está bonito para el espectador y era complicado pensar en la ganadora. Numerosas alternativas para ambas y la que más acertada estuviera en los puntos clave iba a ser la que accediera a la siguiente ronda. En la tercera manga los servicios dejaron de ser tan importantes. Rybakina no fue capaz de ganar ni un solo juego con su saque y es que Sorribes se había vuelto un frontón. Con el 5-2 la castellonense estaba cerca de seguir avanzando en el Miami Open.

 

Facebook

Translate