Opinión WTA

Samantha Stosur y el alargue de una carrera llena de vaivenes

Samantha Stosur WTA
Samantha Stosur posa con el título del US Open en 2011 | Foto: wtatennis.com

Samantha Stosur es una jugadora que a base de esfuerzo y lucha ha logrado llegar al éxito en el mundo del tenis femenino. Recordamos el título del US Open en 2011 ante la gran favorita, Serena Williams que le hizo tocar el techo aunque no todo han sido éxitos en su carrera. 

El US Open ante Serena

Allá por 2011, una jugadora australiana sorprendía ganando a Serena Williams en la final del US Open, ante toda su gente. Se trataba de Samantha Stosur. Digo sorprendía, porque nunca antes había ganado un trofeo de tal calibre, aunque ya había disputado la final de Roland Garros en 2010 ante una incombustible italiana Francesca Schiavone, ante la cual acabaría sucumbiendo. Pero había llegado a una final, y llegaba para quedarse. Esa velocidad con la que armaba la derecha causó sensación en la WTA.

Subidas y bajadas

El 2011 fue sin duda, su gran año, al vencer a toda una Serena Williams en una final del US Open. Y por segunda vez, clasificada al WTA Finals, como ya sucediera en 2010. En 2012 no ganó ningún título, pero sí en 2013, en las pistas duras, uno de los cuales fue en Tokyo, donde ya había ganado su primer título en 2009. Durante esa época, dominaba tanto las pistas lentas, como rápidas. Títulos en arcilla y en pista dura le avalan. En 2015 y 2017 ganó títulos en arcilla, los últimos de su carrera, aunque el año pasado estuvo cerca de ganar otro título en Asia, esta vez en Guanghzou. Sin duda, Asia es terreno fetiche para la australiana.

Un estilo de juego muy completo

Estos últimos años han visto un descenso de la australiana en el ranking, algo lógico en cierto punto, debido a su edad, ya que no tiene el mismo físico que en años anteriores. Siempre ha tenido un gran primer servicio, el cual le ha dado muchos puntos en su carrera. También una gran derecha, la cual hacía estragos en su mejor momento, sobre todo con la invertida, que le da muchos puntos. También tiene un buen revés cortado, casualmente como su compatriota Barty, con la cual ambas capitanearon a Australia a la final de la Fed Cup, demostrando el por qué son ambas especialistas en la materia.

No menos importante es su juego en la red, destacándose como gran doblista en estos últimos años, junto a la china Shuai Zhang, con quien ganó el Open de Australia. Un repertorio de golpes, basado en tiros cortos y un buen primer servicio, y una buena mano cerca de la red. Estos golpes han hecho de Stosur ser la tenista que ha sido. Siempre competitiva, sobre cualquier superficie, capaz de madurar poco a poco los puntos, y con ese tenis directo que caracteriza a la escuela australiana estos últimos tiempos.

No ha sido la mejor, pero su carrera merece ser recordada por grandes partidos, como el de 2011 ante Serena, y ese mejor ranking de número 4 en individuales, y número 1 en dobles no se lo quita nadie. Larga vida a la guerrera australiana Samantha Stosur. Hoy y siempre, serás leyenda del tenis australiano.

Translate »