Crónicas Grand Slam WTA

Pliskova supera la primera prueba ante una intermitente Mladenovic

Pliskova Mladenovic Australian Open 2020
Pliskova comienza ganando en el Australian Open 2020. Foto: Zimbio

Karolina Pliskova arrancó con victoria su paso por el Australian Open 2020. Derrotó a Kristina Mladenovic (6-1, 7-5) en hora y 24 minutos para poner el balance de enfrentamientos con un 3-2 en favor de la tenista checa. 

El termómetro marcaba 19ºC en la Rod Laver Arena en una jornada que el protocolo del calor o iba a tener que entrar en vigor a causa de que se esperaban las máximas que superarían los 20ºC de manera ligera. Tras salir campeona en Brisbane, Pliskova llegaba con el objetivo de querer abrir su vitrina para poner su primer título de Grand Slam. Aun así, abría su competición ante una mujer con mucho nombre como es el de Mladenovic para un encuentro de primera ronda.

Mladenovic no despierta

El nombre no lo es todo, y cuando sales a pista todo cambia. La No.2 del mundo, fue concisa en un inicio de partido con muy poco ritmo en donde no tuvo que sacar apenas su arsenal. El servicio funcionó, y poco más fue válido de carburante ante una errática francesa que llegó a gozar de un golpe ganador durante toda la primera manga. Le era muy complicado crear puntos ganadores, pero además no paraban de llegar errores.

Hubo un juego cuando Pliskova se encontraba con break arriba donde Kristina pudo forzar la máquina, pero la situación se creó por mayor demérito de la checa, que mérito de la francesa. Por tanto, a partir de entonces, la diferencia fue a más en el marcador y en 25 minutos, con un 6-1 se llevó el primer set ante unos espectadores que no conseguían entrar del todo al partido.

El nivel de Mladenovic fue en aumento a medida que el partido transcurría. Disminuyó los errores no forzados y aumentó sus sensaciones con el patrón de su primer golpe. La segunda raqueta del mundo, por su parte, no estaba del todo cómoda sobre la Rod Laver Arena, y sobretodo con su derecha, no conseguía encontrar unas idóneas sensaciones.

Mayor dureza

Sin embargo, yendo guiada por su servicio, llegó el instante en el que la francesa jugando con muchos segundos, prestó a su oponente el instante del quiebre. Consolidada en el electrónico, disputó su peor juego con el primer golpe. La francesa, metida en el envite, sacó las garras, y pudo continuar con vida. 

Llegados a los momentos de mayor trascendencia, la tenista checa, volvió a acechar en un juego donde Mladenovic parecía tenerlo encarrilado con un 40-0, pero una doble falta desequilibró sus aspiraciones, convirtiendo la tranquilidad en una ansiedad que desequilibraría en break. Acto seguido, tras el paso por la silla, Pliskova tuvo segundos para pensar y llegar a dudar.

Se le presentó un 0-30, pero concentrándose y confiando en su golpe más letal, se postuló con la bola de partido. Otro buen servicio le dio la opción de superar su primera prueba en el Australian Open 2020 y citarse con Laura Siegemund o Coco Vandeweghe.

Translate »