Crónicas

Nadal consigue la décima en el Masters 1000 de Roma



Nadal Djokovic ATP Roma 2021
Nadal celebra un triunfo ene l Masters 1000 Roma | Foto: @intebnlditalia

El tenista balear sumó otro nuevo título de Masters 1000 en el torneo italiano para igualar al serbio en esta particular clasificación. Nadal se llevó el duelo en tres mangas (7-5, 1-6, 6-3). Rafa llegará a Roland Garros con el objetivo cumplido de ganar en Roma. 

Día histórico para el mundo del tenis. El último torneo de Masters 1000 de tierra batida se disputaba en Roma. El campeonato italiano tenía la final soñada, entre Djokovic y Nadal, el enfrentamiento más repetido en la historia del tenis. Tanto el español como el serbio habían estado contra las cuerdas en el torneo, pero al final su talento y experiencia les había valido para llegar a lucha por el título. Como habíamos visto en la previa, Nadal era el favorito para seguir haciendo historia, pero necesitaba demostrarlo en la pista. Djokovic por su parte quería seguir ampliando las distancias en la particular clasificación de tenistas con más trofeos de Masters 1000.

Nadal golpea primero

Djokovic empezó concentrado y sabiendo que tenía que variar mucho su tenis. Ganó los dos primeros juegos juegos después de largos intercambios y bonitos puntos. Ambos se conocían a la perfección y sabían cómo hacer daño a su rival. Novak no pudo confirmar el break y es que Nadal se agarró a la pista y fue capaz de poner el 2-1 para irse al segundo cambio de lado reduciendo las distancias. Un 3-0 hubiera dado mucha moral al actual No.1 del mundo y por ello se fue un poco mosqueado, después de haber dejado escapar esa gran oportunidad.

El partido estaba muy parejo. Djokovic estaba muy cómodo con el revés y plantando cara a las distintas alternativas que ponía en juego Nadal. Uno de los momentos clave llegó en el séptimo juego. Nadal llegó en carrera a una bola y consiguió un punto que le daba la bola de break después de acabar por los suelos tras un gran golpe. El español se enfadó por el estado de las líneas y se lo explicó a Carlos Bernardes, juez de silla. Nole salvó la opción tras un gran revés ganador a contra pie. Al final Djokovic se llevaba el juego y seguía pasando la presión al jugador español.

Novak aguantaba la presión y con el 5-4 tenía la oportunidad de poder cerrar el primer parcial al resto. Justo a la hora de partido Nadal con un winner con su drive ponía el 5-5. La gente estaba disfrutando de una final con un excelso nivel por ambas partes. Seguía la tensión en los momentos finales del primer set. Nadal cogía protagonismo y quería mandar. Tras una derecha ganadora tenía otra opción al resto y esta vez falló Nole una bola y llegaba ese break para Nadal. Djokovic estaba cabreado y se lo hacía saber a su banquillo. Con el 0-30 Djokovic estaba cerca del contra break, pero Nadal reaccionó y al final a la segunda bola de set cerró una dura primera manga.

Djokovic reacciona

Otra vez los juegos estaban igualados e incluso tuvo Nole que salvar bola de break en contra. Lograba salvar la situación y seguir por delante en el marcador, aunque las sensaciones empezabas cada vez a ser mejores para el pupilo de Carlos Moyá. Justo entonces salió la personalidad de Djokovic y sumó esa rotura que le daba ventaja en el marcador, 3-1 mientras su banquillo se levantaba a celebrarlo. Sufrió el balcánico pero se acabó llevando el juego para confirmar la rotura y marcharse hasta el 4-1. Era de repente Nadal el que cometía errores no forzados y entraba en bucle viendo como el set caía para Nole por un contundente 6-1.

Nadal se corona por décima vez

El partido se iba a la tercera manga. A priori podía estar mejor físicamente el español pero a nivel mental con este resultado Djokovic había salido muy reforzado. Décima vez que este enfrentamiento se iba al tercer set y seis habían sido con triunfo para el balear y tres para el serbio. Rafa empezaba ganando el primer juego y gritaba sabiendo lo importante que era ir por delante en el marcador. Nadal volvía a dominar con su derecha y ganaba el siguiente juego en blanco poniendo el 2-1. El español había subido mucho el nivel en la tercera manga, pero no hacía sufrir a Djokovic al servicio. El duelo estaba en un momento que cualquier detalle podía marcar las diferencias entre el ganador y el perdedor. Nadal tuvo que salvar dos bolas de break, una gracias a un fallo de Djokovic y otra por un revés ganador. Con rabia celebra Rafa ese juego que le ponía 3-2 arriba tras haber pasado un momento crítico.

Nadal salió encendido y de repente se puso 0-40 con tres bolas de break. A la primera tras un gran passing de revés quebraba y se queda a dos juegos del trofeo. El pupilo de Moyá confirmaba el break y lo celebraba con su banquillo. Rafa estaba a solo un juego del título con el 5-2. Al resto llegó la bola de partido pero Djokovic la salvó con mucha personalidad y se acababa llevando el juego. Al servicio llegó la bola de partido tras un resto que se iba largo. Esta vez sí, Rafa levantaba los brazos y se coronaba por décima vez campeón en Roma.

 

Facebook

Translate