Noticias

Nadal: «Me gustaría terminar mi carrera con más Grand Slams que los demás»

nadal carrera más grand slams
Nadal celebra su título del Open de Australia 2022 | Foto: @ausopen

Tras su histórico triunfo en el Open de Australia 2022, Nadal compareció ante los medios de comunicación, ante los cuales reconoció que el terminar la carrera liderando la lista de jugadores con más Grand Slams es un objetivo pero no una obsesión. 

Una vez más. Cuando todo parecía perdido, Rafael Nadal ha vuelto a demostrar el por qué es considerado por la mayoría como el mejor competidor de la historia del deporte. Tras una final de auténtico infarto y de casi cinco horas y media de juego ante el ruso Daniil Medvedev, el manacorí se convirtió en el primer tenista de la Era Open en conquistar un Open de Australia remontando dos sets a cero.

Un premio doble, puesto que esta histórico victoria le permite sumar su 21º Grand Slam y ponerse al frente del palmarés con más títulos grandes de la historia, deshaciendo el empate que tenía hasta ahora con Roger Federer y Novak Djokovic. En sala de prensa, Nadal reconoció lo sorpresivo que ha sido este título, teniendo en cuenta que hace mes y medio no sabía con certeza si iba a volver a jugar al tenis y en qué condiciones por su grave lesión en el pie izquierdo.

Una de las claves del enésimo regreso triunfal del balear es la ilusión y pasión que él mismo admite seguir teniendo pese a llevar tantos y tantos años en la cima. Sobre el tan manido tema del número de Grand Slams conquistados por el Big Three, Nadal afirmó que ese continuará siendo uno de sus objetivos, pero que nunca se convertirá en una obsesión.

Un título inesperado

«No me corresponde a mí decir si es una de las mayores gestas en la historia del deporte. Soy consciente de la dificultad que ha tenido todo el proceso para poder luchar por otro Grand Slam. Con la humildad total de saber que me siento un súper afortunado a nivel personal, ha sido el título más inesperado de mi carrera y uno de los más emocionantes. Lo que he ido viviendo durante estos últimos meses significa muchísimo para mí y creo que también para todas las personas que están y han estado a mi lado durante estos meses realmente difíciles«.

La ilusión se mantiene intacta

«Me siento increíblemente feliz, afortunado y también muy satisfecho. Creo que durante muchos meses he mantenido la pasión, que no es fácil y más a estas alturas de mi vida. Siempre he mantenido la ilusión por volver. Y esa ilusión me ha llevado hasta aquí«.

Un momento crítico superado

«La final ha tenido un poco de todo, ha sido un partido muy difícil. He jugado contra un gran campeón. Es cierto que ha habido un momento crítico total, con 3-2 y 0-40 del tercer set, era un momento casi de pelota de partido. No es menos cierto que en el segundo he tenido muchas opciones para llevármelo«.

Un desenlace diferente al de otras finales en Melbourne

«Fue un mazazo muy duro perder el segundo set. He estado en esta posición varias veces en mi carrera, aquí especialmente en Australia. Con partidos que tenía avanzados en el quinto set, con break arriba varias veces. Hoy ha vuelto a ocurrir, con 5-4 y 30-0 me han hecho break. La verdad es que esto ha sido duro de aceptar. Lo que no podía era no luchar hasta el final hoy«.

«Durante todo el partido me iba repitiendo que hay que darme la oportunidad. Había que confiar en que hoy podía ser al revés. Creo que me he mantenido con la cabeza fría y un espíritu adecuado hasta el final. Estaba destrozado, no podía ni celebrar. Pero la mentalidad era buena. He intentado ir buscando soluciones. También la suerte me ha acompañado en según qué momentos«.

La energía del público, clave en el tramo final

«Estaba tan destrozado que no podía casi ni celebrar. Estaba hecho polvo. No sé ni qué he hecho cuando he ganado, no me acuerdo. La emoción era grande y más así como había ido el partido. Tras escaparse ese 5-4 y 30-0, estaba absolutamente concentrado en intentar que no se me volviera a escapar. Ha sido muy emocionante. El público ha sido una pasada, lo que me ha apoyado no tiene nombre. Para mí ha sido muy importante. En muchos momentos que eran difíciles es verdad que no podía celebrar mucho con ellos. Normalmente los involucro más pero es que estaba hecho polvo. Dentro de mí lo sentía. Ha sido vital el apoyo recibido, inolvidable«.

Un objetivo, no una obsesión

«Uno no puede estar siempre mirando al lado. Evidentemente siempre quiero más, no me escondo de ello. Me gustaría terminar mi carrera siendo el que más Grand Slams tiene, sin lugar a dudas, de eso se trata el deporte. Al final es competición y yo soy competitivo. Mi objetivo es intentar terminar con más que los demás. Pero es cierto que nunca ha sido una obsesión. Uno no puede estar siempre mirando al lado si el otro tiene algo más que tú. Uno tiene que hacer su camino» explicó Nadal sobre terminar su carrera con más Grand Slams que sus rivales.

El Big Three, una competencia única

«Lo único que yo no cambio es que me he esforzado durante toda mi carrera para conseguir el máximo posible. Después, si hay alguien que termina con más Grand Slams que yo o siendo mejor que yo, pues no me voy a reprochar nada. Tanto Novak como Roger como yo, sea lo que sea lo que pase hasta el final de nuestras carreras, hemos cumplido nuestros sueños. Hemos superado con creces las expectativas que pudiéramos llegar a tener de pequeños. Llega uno momento dado en el que hay una competencia histórica y supongo que cada uno vive de una manera distinta«.

Una carrera inimaginable

«Yo puedo decir cómo la vivo. Me siento un afortunado de la vida, de disfrutar de todas las cosas que he podido disfrutar y ojalá termine siendo el que más tiene. Pero si no, y lo digo de verdad, bien por los otros. Mi carrera es infinitamente más de lo que yo hubiera podido soñar jamás. Con eso me quedo. Se trata de que cada uno haga su camino«.

¿Acabará Nadal con el objetivo de finalizar su carrera como el tenista con más Grand Slams?

 

Translate