Noticias

Munar remonta ante Thompson en Roland Garros

Munar Thompson Roland Garros
Munar celebrando un punto | Foto: atptour.com

El tenista balear tuvo que emplearse para debutar con triunfo en el torneo parisino. Munar supo sufrir y dar la vuelta a un partido que no empezó bien (6-7(6), 6-1, 7-6(5), 6-4). En la siguiente ronda espera como rival Opelka.

Jaume Munar llegaba a Roland Garros después de una gran gira en arcilla en la que había vuelta la confianza en su tenis. Después de salir subcampeón en Marbella y buenos resultados podía ser uno de esos jugadores tapados en el cuadro masculino. Le tocaba debutar ante Thompson, que únicamente había sumado dos triunfos en tierra batida esta temporada, uno en Montecarlo y otro en Barcelona. A priori parecía un duelo sencillo para Munar pero había que plasmar la superioridad en la pista.

En la primera manga hubo mucha igualdad. Ninguna cedía con su servicio y es que solo se vio una bola de break en todo el primer parcial. Esta fue para Munar pero no logró convertirla y el primer set se decidió en el tie break. Munar no logró imponer su solidez ante un jugador que estaba plantando cara y al final cedió la primera manga. Jaume no se puso nervioso y siguió con el mismo guion en el partido sabiendo que su rival en algún momento tenía que bajar el ritmo.

Remontada de Munar

No tardó en hacerla y es que todo cambió en el segundo set. Munar se fue rápidamente hasta el 5-0 y ya daba la sensación de señor el dueño de partido. Llegó además la oportunidad de acabar con rosco, pero Thompson salvó la situación maquilló algo el marcador para acabar con el 6-1. Otra vez en el tercer parcial llegó esa igualdad, aunque con más alternativas y es que las roturas fueron frecuentes. Fue Munar el que tuvo 4-3 a su favor, pero desperdició la ventaja y otra vez se fueron a la muerte súbita. Esta vez la balanza se decantó de su lado y se quedaba más cerca del triunfo en el debut.

El partido seguía igualado y aunque podía parecer que Thompson en cualquier momento iba a bajar los brazos no fue así. Estaba teniendo oportunidades al resto, por lo que Munar no podía relajarse. Llegaron hasta la mitad del set muy igualados, 3-3 y otra vez los pequeños detalles iban a marcar la diferencia. Lo positivo es que el balear lograba llevar la iniciativa en el marcador. Así la presión pasaba al otro lado. Con el 5-4 estaba al resto para ganar el partido. Llegó el 0-40 y las opciones. No dejó escapar esta gran oportunidad y se acabó llevando un duelo que fue más exigente de lo que podía parecer a priori antes del inicio.

 

Translate