Crónicas

Épica victoria de Monfils frente Báez en Roland Garros

monfils báez roland garros
Monfils se lleva un partidazo en Roland Garros. | Foto: Srpska Open

Monfils, consigue una victoria épica frente el argentino Báez en cinco sets (3-6, 6-3, 7-5, 1-6, 7-5) en la primera ronda de Roland Garros. El francés ya espera al danés Rune para jugar su segundo partido en Roland Garros.

Cuadro del torneo

Resultados del torneo

Hoy jugaba una de las leyendas del tenis francés Gael Monfils. El francés venía de una grave de lesión y no venía en su mejor momento, ni tenístico ni físico. Venía de caer en primera ronda en el Challenger de Aix En Provence en primera ronda y de caer el Lyon, también en primera ronda. En cuanto al argentino tampoco venía en un gran momento de forma sin conseguir pasar apenas del primer partido en Montecarlo, del segundo partido en Madrid y Roma, además de caer en el Challenger de Italia frente el ranking 235.

Báez toma ventaja en el primer set

Ambos jugadores comenzaron sólidamente, ganando sus respectivos servicios sin problemas. El nivel de juego era excepcional, con intercambios de golpes potentes y movimientos ágiles por toda la cancha. En el tercer juego, el argentino Báez logró una hazaña al ganar su servicio y se adelantó al conseguir una rotura en el cuarto juego, estableciendo una ventaja de 3-1.

Sin embargo, su alegría fue efímera, ya que Monfils contraatacó de manera brillante y dejó en blanco a Báez en su próximo servicio para recuperar el break y nivelar el marcador a 3-3. A pesar de la tenaz resistencia de Monfils, Báez encontró una nueva ráfaga de determinación y rompió una vez más el servicio del francés, colocando el marcador en 5-3. Con el saque en su poder, Báez no dudó y cerró el set con un sólido juego de servicio, sellando la victoria parcial de 6-3.

Monfils consigue igualar el marcador

En el intenso segundo set entre Monfils y Báez , ambos jugadores mantuvieron su nivel al ganar sus primeros dos servicios. El juego era un verdadero duelo de titanes, con golpes magistrales y movimientos rápidos en cada rincón de la cancha. Sin embargo, fue Monfils quien tomó la delantera al ganar nuevamente su saque y luego lograr una rotura de servicio para situarse 4-2.

Parecía que el francés estaba tomando el control del set. Sin embargo, su ventaja fue efímera, ya que Báez respondió de manera valiente y rompió el servicio de Monfils. Aunque Báez luchó con su propio servicio, Monfils logró recuperar el break y se adelantó 5-3. Con su saque en juego, Monfils no flaqueó y cerró el segundo set con un juego de servicio impecable, asegurando el 6-3 y el segundo set.

Monfils toma la ventaja en el partido

En el emocionante tercer set , fue el francés quien tomó la delantera desde el principio. En el primer juego, Monfils logró una hazaña al forzar un break y luego confirmarlo con su servicio, estableciendo una ventaja de 2-0. Su determinación era evidente mientras golpeaba la pelota con precisión y agresividad. El set se mantuvo igualado, con ambos jugadores ganando sus respectivos servicios. El marcador se mantuvo apretado en 4-3, con Monfils al servicio.

Sin embargo, Báez no se dejó intimidar y logró romper el servicio de Monfils, igualando el marcador a 4-4. Ambos jugadores se mostraron fuertes en su saque y mantuvieron la intensidad del partido. En el undécimo juego, Monfils sacó a relucir su mejor tenis y logró forzar otro break crucial. Con su servicio en juego, cerró el tercer set con una gran determinación, sellando la victoria parcial de 7-5.

Báez domina a Monfils

En el cuarto set entre Monfils y Báez en Roland Garros, el argentino comenzó decidido a darlo todo. Desde el principio, Báez logró una impresionante hazaña al romper el primer servicio de Monfils y rápidamente se colocó con una ventaja de 3-0 en el marcador. Su juego agresivo y enérgico dejaba claro que no iba a ceder terreno fácilmente. Aunque Monfils pudo ganar su siguiente servicio, ese fue el único que logró llevarse en este set. Báez se mantuvo implacable y volvió a romper el servicio de Monfils, consolidando su dominio y cerrando este cuarto set de manera exprés con un contundente 6-1.

Monfils remonta a lo épico

El quinto set entre Monfils y Báez  fue una batalla épica que mantuvo a los espectadores al borde de sus asientos. Comenzó de manera similar al cuarto set, con el argentino en un estado de «beast mode», logrando dos breaks consecutivos en los tres primeros juegos del set definitivo y rápidamente colocándose 4-0 en el marcador. Su juego agresivo parecía imparable. Sin embargo, Monfils no estaba dispuesto a rendirse. Con determinación y coraje, ganó su servicio y recortó uno de los breaks, situándose 4-2. Luego, con otra sólida actuación en su saque, redujo aún más la diferencia a 4-3. Monfils demostró que aún tenía mucho para dar.

En un giro emocionante, Monfils logró romper el servicio de Báez y empatar el marcador 4-4. A pesar del cansancio físico y la edad, Monfils encontró fuerzas para resistir. Sin embargo, Báez aprovechó la oportunidad y rompió el servicio nuevamente, colocándose 5-4. Pero con el apoyo apasionado de la afición y la carga emocional de posiblemente ser su último Roland Garros, Monfils encontró una inspiración extra. Realizó otro break, esta vez para ganar su servicio y situar el marcador en 6-5. Bajo la emoción y el aliento de la multitud, Monfils logró romper el servicio de Báez y ganar el partido con un increíble 7-5 en el quinto set.

Ads

Ads