Noticias

Los cinco triunfos más importantes de Nadal según Carlos Moyá



nadal top5 triunfos carlos moyá
Nadal y Moyá juntos durante un entrenamiento en el Open de Australia | Foto: atptour.com

Con motivo del triunfo número 1.000 como profesional de su pupilo, el actual preparador del manacorí escogió los que son, a su juicio, los cinco más importantes de su carrera: la final de la Davis 2004 frente a Roddick, la final de Madrid 2005, la de Wimbledon 2008 y las semifinales de Australia 2009 y Roland Garros 2013.

Rafa Nadal continúa agrandando su leyenda, que ya de por sí es gigantesca. Con el triunfo ante su compatriota Feliciano López en la segunda ronda del Masters 1000 de París-Bercy 2020, el balear logró la mágica cifra de 1.000 partidos ganados como profesional, convirtiéndose en el cuarto tenista masculino en toda la Era Open en conseguirlo tras Connors, Federer y Lendl. Con motivo de esta hazaña, su actual entrenador, Carlos Moyá, eligió para la ATP los cinco momentos que más han marcado la trayectoria de su pupilo desde que, allá por el lejano 2001, decidiese emprender su aventura como tenista profesional.

La final de la Davis 2004 frente a Roddick

Todavía siendo menor de edad y aún fuera de los 50 mejores del mundo, un imberbe Rafael Nadal asumió la responsabilidad de jugar el segundo punto de aquella memorable final de la Copa Davis ante Estados Unidos en la Cartuja de Sevilla. Ante más de 24.000 espectadores, su juventud e inexperiencia no se notaron en ningún momento, derrotando al por entonces número dos del mundo, Andy Roddick, por 6-7(6) 6-2 7-6(6) y 6-2 dejando a España a un sólo punto de su segunda Ensaladera. Este fue el primer gran triunfo del español, que dejaría su carta de presentación ante el mundo, todavía sin ser consciente de lo que se avecinaría en un futuro a corto plazo.

Remontada ante Ljubicic en Madrid 2005

El primer triunfo de Nadal en la capital de España llegaría en su superficie menos predilecta, la pista dura bajo techo, y ante un auténtico cañonero como era el croata Ivan Ljubicic. Aquel 2005 fue el año de la explosión del manacorí en el circuito ATP, llegando a sumar once títulos, destacando su primer Roland Garros y cuatro Masters 1000 (Madrid, Montecarlo, Roma y Canadá).

Por aquel entonces, el Mutua Madrid Open se celebraba en la Casa de Campo y cuya sede era el Telefónica Arena. Nadal acudió con gran confianza, llegando a la final sin ceder un solo set ante Hanescu, Ginepri, Robredo y Stepanek. En el partido por el título, el español se encontró a un Ljubicic en el apogeo de su carrera. El croata, número 12 del mundo en aquel momento, había encadenado dos títulos (Metz y Viena) y 16 triunfos consecutivos hasta aquella histórica final. Con el apoyo incondicional de la grada local, Nadal firmó una de sus mejores remontadas en el circuito, doblegando al balcánico por 3-6 2-6 6-3 6-4 y 7-6(3) tras casi cuatro horas de partido.

A día de hoy, este sigue siendo el único entorchado del español sobre cemento indoor y el segundo bajo techo tras el logrado en Sao Paulo 2013.

La inolvidable final de Wimbledon 2008

En el considerado por muchos como el mejor partido de la historia del tenis, Nadal logró conquistar la hierba del All England Club por primera vez en su carrera, haciéndolo además frente a su gran rival, el suizo Roger Federer, al que rompió una racha de cinco títulos consecutivos en Londres y 65 victorias seguidas sobre hierba. Tras dos derrotas seguidas en las finales de 2006 y 2007, Nadal se desquitó a lo grande en un encuentro memorable, a cinco sets y que debido a constantes interrupciones por la lluvia, terminó casi en penumbra pasadas las nueve de la noche hora británica.

El balear arrancó con firmeza, llevándose los dos primeros parciales por 6-4. A partir de ahí llegó la reacción de campeón de Federer, que empató la final gracias a sendos tiebreaks en el tercer y cuarto set. Sin embargo, en un quinto set épico, Nadal terminó por romper la resistencia del suizo por 9-7 tras casi cinco horas de partido.

Semifinal Open de Australia 2009

Una vez más, Rafa Nadal tuvo que tirar de épica para doblegar al mejor Fernando Verdasco que se recuerda. El madrileño llevó al límite al de Manacor en una de las mejores semifinales de Grand Slam de la historia. El marcador, 6-7(5) 6-4 7-6(2) 6-7(1) y 6-4, y la duración, cinco horas y 14 minutos, lo resumieron todo. Una batalla titánica que, sin embargo, tuvo un final agridulce, puesto que terminó con una doble falta de Verdasco y el posterior abrazo en la red por parte de los dos protagonistas.

Semifinal Roland Garros 2013

Todo el mundo asocia este partido al famoso toque en la red de Novak Djokovic cuando el serbio acariciaba su primera victoria sobre Nadal en la arcilla parisina (vencía por 4-3 y break en el quinto set en ese momento). Lo cierto es que tras ese punto, Nadal quebró el servicio del serbio y tras cuatro horas y 37 minutos, se llevó el gato al agua por 6-4 3-6 6-1 6-7(3) y 9-7. Antes de aquel encuentro, solamente el norteamericano John Isner en 2011 había llevado tan al límite al trece veces campeón de Roland Garros. Aquel día, Djokovic tuvo muy cerca la victoria, pero la fortaleza mental de Nadal volvió a salir a flote.

Sobre el autor

manugarci2008

Periodista. Apasionado del deporte, en general, y del tenis en particular.

Comentar...

Click aquí para escribir un comentario

Translate »