Crónicas WTA

Halep se toma la revancha y corta la racha de Swiatek



Halep Swiatek Open Australia 2021
Simona Halep accede a los cuartos de final del Open de Australia. Foto: Aus Open

Simona Halep se llevó el duelo para acceder a la ronda de cuartos de final del Open de Australia 2021 al poder derrotar a Iga Swiatek por 3-6, 6-1, 6-4 en hora y 50 minutos de duelo.

Apenas tres meses después, estas dos protagonistas se volvían a ver las caras en octavos de final de un torneo de Grand Slam. Esa fecha, cazó de imprevisto para ese momento álgido de la polaca que competía con cantos celestiales a su alrededor. Siempre o casi siempre, Simona es la máxima favorita en París, y por ello la sorpresa continuó, sin conocer la derrota en los torneos ‘major’ volvían a verse las caras por un preciado puesto en los cuartos de final por una parte baja del cuadro completamente diamantina.

Con flujo y temperamento dieron inicio a una cita que se medía entre densidades inmundas de buen juego. Conociendo la agudeza de la rival, ambas quisieron mostrar sus cartas sobre la mesa con la táctica bien estudiada. La polaca, buscaba volar hacia media pista apoyada por esos golpes que suelen coger un ángulo exquisito, mientras Simona, concentrada con el primer golpe, era capaz de imponer esa capacidad fondista. Apresuradas hacia la media hora de juego, iban a competir por el juego más disputado hasta el instante. La No.2 del mundo, optó por ser la primera candidata que situaba tierra de por medio, pero en dos ocasiones, la cabeza de serie No.15, reaccionó a tiempo para que pudiera colocar el 3-4, antes de que las bolas nuevas pudieran entran en acción.

Un instante de despiste para Halep

Ese juego iba a tener un antes y un después en el último episodio de la jornada femenina, ya que cometiendo errores y perdiendo esa confianza a la hora de mandar cuando ponía el punto en marcha, brindó de manera categórica a Swiatek por ese 0-40 que se cosechó por otro error no forzado. Es así, que la campeona de Roland Garros, llegó a servir por el set con 5-3. Simona, perdió en muy pocos minutos por aquello que luchó durante la mayoría del parcial. Descendió esa eficacia con su golpe de derecha y siendo uno de los motivos principales además de la constancia de la jugadora de 19 años, el set se dirimió con 6-3.

La rumana se adueña del parcial

Mientras la polaca marchó a vestuarios, Halep se quedó sentada en la silla pensando las soluciones pertinentes. Comenzó sirviendo la segunda manga, disipando esas dudas con las que finalizó llevándose con buenas sensaciones el juego en blanco. Ese posicionamiento generado y el mantener la mente fría, le llevó a saber cómo meter el resto y mover a Iga para que no se encontrase cómoda y le llegaran errores no forzados desde su golpeo de derecha además de cosechar winner. El 15-40, fue rescatado, pero a la tercera opción, Simona conocía lo que era ponerse por delante en el electrónico. Metiendo primeros servicios y cabalgando de manera más autoritaria sobre la pista, volvió a sentarse en el banco poseedora del 0-3.

La polaca sacó adelante su primer juego con el saque, pero cuando se disponía a servir nuevamente, la rumana mejor posicionada, teniendo mayor protagonismo con esa dureza puesta desde el fondo, fueron recabándose errores sobre todo desde el golpeo de revés con una Iga que pasaba por instantes intermitentes. Aquella situación, llevó a que Halep que se beneficiara de su primer golpe para poder llevarse ese segundo parcial. A la segunda oportunidad, y con 26 minutos de set, el reloj marcaba las 20:20 de la tarde en Melbourne antes de iniciar el último y definitivo asalto.

Se abren diferencias

Esa irregularidad continuaba dentro del estado de Swiatek arrancando ese último parcial. Llegaron nuevamente las bolas de quiebre, y pese a poder salvar una con un saque directo, otro error más le traicionó y le privó de estrenar el casillero de la tercera manga. Varios minutos después, la cabeza de serie No.15 del cuadro, corroboraba la opción de poder quebrar el servicio de la oponente. Se esfumó esa efectividad del 100% que traía después de que Simona jugara con segundo saque, y fuera un momento muy visual para ambas. Halep, levantaba el puño, y Swiatek se agachaba en modo desesperado. El juego, fue para la rumana que le situó en el 0-2.

El encuentro pendía sobre un finísimo hilo. De la desesperación de Iga a la confirmación de Simona. La polaca, sacó adelante su competido turno de servicio privando a su contrincante del doble break. Sacarlo adelante le aumentó la moral y sus golpes volvían a deleitar color y esperanza. Su capacidad no le iba a dejar rendirse y la igualdad iba a ser un hecho situando el 2-2. Comenzó a servir y tres errores de derecha por ansiedad a la hora de definir el punto, llevaron a la rumana al 0-40 volviendo a tener la oportunidad de abrir hueco. Algo habitual en los últimos turnos de saque de la campeona de Roland Garros. Otro error, en este caso con el revés, acercaban la revancha de la pupilo de Wim Fisette tras ese duelo en el Grand Slam de la arcilla.

Después de que Iga sacara adelante el juego con su servicio. Halep, tuvo que caminar entre esa oscuridad que se prevé cuando tienes la cita tan cerca con los pensamientos que pueden aparecer. Swiatek, había logrado entrar fuerte ascendiendo sus sensaciones, pero en el 30-30, mediante un passing shot, la No.2 del mundo, se llevó el punto clave para que acto seguido obtuviera la diferencia del 3-5.

El momento de cerrar

La polaca volvía a estar muy peligrosa y habiendo sacado adelante el juego, tocaba pasar por la silla para concienciarse del servicio para poder cerrar el envite a la hora y 47 minutos de duelo. La actuación, iba a gozar de material nuevo. Llegaron las tres bolas de partido sin que el mínimo temblor recorriera el cuerpo de Simona y logro cerrar el duelo con el resto fuera de Swiatek. Por ello, Simona tendrá que medirse durante el martes a Serena Williams.

Facebook

Translate