Pádel

La tormenta perfecta

galán lebrón número uno final año
Nuevo título de Galán y Lebrón. Foto: World Pádel Tour

Galán y Lebrón conquistaron un nuevo título en el torneo de Malmo confirmando que ocuparán la plaza de número uno hasta final de año.

Cuadro del torneo

Resultados del torneo

El primer set que enfrentaba a las dos mejores parejas del año auguraba una nueva batalla como las que se sucedieron en varios torneos de la primera mitad de la temporada. Tras varios torneos desconectados, donde no estaban mostrando la misma hambre que a principios de año, a Sanyo y Tapia se les veía enchufados. Durante la primera manga recordaron a aquella pareja que jugando al máximo de sus capacidades fueron los únicos capaces de aguantarle el pulso a los número uno hasta llegar a derrotarles en tres de las cuatro finales en las que se habían visto las caras.

En dicha primera manga se vio un pádel de gran nivel por parte de los cuatro jugadores. La pareja argentina decidió cargar el juego en Lebrón en vista de que Ale Galán se encontraba muy cómodo descargando su víbora. Tapia hacía gala de su prodigiosa mano escondiendo golpes hasta la última décima de segundo y Sanyo hacía de metrónomo. El partido estaba muy igualado, con ambas parejas sacando adelante sus servicios con solvencia hasta que en el noveno juego los argentinos lograron el break, y en el siguiente juego Sanyo consiguió cerrar con una precisa volea de revés.

Huracán

Quién sabe lo que hubiera cambiado el devenir del partido si en el primer juego del segundo set, el punto de oro hubiera caído del lado de los argentinos. El caso es que Alejandro Galán terminó el punto con una maravillosa pelota a la reja y a partir de ahí se desataron los vientos que llevaron a los uno a pasar por encima de sus rivales y llevárselo todo por delante. El set, el partido y el número uno. La ruptura del segundo juego desanimó sobremanera a los argentinos, y es ahí cuando volvieron a aparecer los fantasmas de los últimos meses. Las dudas y los fallos puntuales iban cayendo gota a gota y si por algo se caracteriza la pareja de Mariano Amat es por oler la sangre y lanzarse a tumba abierta a por su presa, y así fue. No dieron respiro. Impusieron un ritmo infernal y se llevaron el set por 6-1.

Un tercero con el mismo guion

A pesar de que una salida de pista de Agustín Tapia devolvía el break inicial en la tercera manga, fue tan solo un espejismo. La pareja española no bajaría nunca el ritmo. Incluso se tomaba licencias que demostraban el gran momento por el que estaban pasando. Globos de cadete, contra paredes de espaldas, y una dejada de Juan Lebrón espectacular. Pádel champán. Se notaba que el gaditano disfrutaba en la pista y hacía gala de una mano que solo él tiene, dejando golpes que solo caben en su imaginación, como esas bandejas que acaricia al paralelo con las que en ocasiones nos deleita.

La tormenta amainó en 4-6, 6-1, 6-2. Una vez que todo se calmó, los número uno celebraron que serán líderes hasta final de año. Un reinado que dura ya tres años como pareja, dominando el circuito con puño de hierro. Se avecinan muchos cambios, pero habrá que comprobar si hay alguna pareja capaz de controlar los elementos. Esos que Juan Lebrón y Alejandro Galán se encargan de agitar hasta destruir lo que encuentran a su paso. Tres años después de su unión, la cima sigue siendo suya.

Tags

Sobre el autor

Mario Rodiño

Comentar...

Click aquí para escribir un comentario