Crónicas

Federer preparado para Wimbledon tras su noveno título en Halle

El tenista suizo logró su noveno título en Halle tras pasar por encima de su rival Alexander Zverev (6-1, 6-3). El alemán poco pudo hacer ante una de las mejores exhibiciones del helvético sobre hierba en los últimos años. `Sascha´ intentó frenar el vendaval que le venía encima, pero no encontró la manera. Federer ha demostrado por qué es el claro candidato a ganar Wimbledon jugando a este nivel.

La expectación era máxima en Alemania para ver la mejor final de los últimos años. Las 13:00 era la hora elegida por la organización para dar comienzo al último partido de esta edición. Ni un sólo hueco había en las butacas para disfrutar de la final soñada entre Roger Federer y Alexander Zverev. Los aficionados confiaban en ver una final igualada, ya que el año pasado en la misma pista, la perla alemana salió victoriosa en un encuentro ajustado que se decidió en la tercera manga. El suizo llegaba en una de sus mejores temporadas en la que está arrasando en la mayoría de torneos. El pequeño de los Zverev quería cumplir el sueño de proclamarse campeón en uno de sus torneos favoritos ante su público y frente a una de las leyendas del tenis.

Exhibición del mago suizo

Algunos expertos reconocen que ver jugar a Federer sobre hierba en su máximo esplendor, es similar a rozar la perfección del tenis. Esta es la conclusión del partido, que no ha tenido ningún tipo de historia debido a la exhibición con la que ha deleitado el helvético. El bávaro lo intentó luchó, tiro de garra, carácter, pero todo se volvía en contra cuando el número cinco del ránking mundial sacaba a relucir la magia de su raqueta. Aplausos, alabanzas, elogios y todo lo que ustedes quieran para este partido perfecto del nueve veces ganador de Alemania.

Federer lo tenía claro desde el comienzo. En el sorteo decidió restar y su estrategia salió a las mil maravillas. La táctica a utilizar contra el rival era jugar un tenis directo y agresivo para impedir al joven de 20 años encontrar su ritmo de partido en los primeros compases. El primer juego significó la primera rotura en blanco para Federer que dejaba claras sus intenciones desde el principio. Zverev en un abrir y cerrar de ojos se encontró con un 4-0 en contra sin desplegar un mal tenis. La causa de ello, era Roger que estaba jugando el mejor tenis sobre hierba de los últimos años. La solidez de su servicio le permitió llevarse la primera manga por la vía rápida con un resultado abundante de 6-1 en 23 minutos de partido.

El público intentó animar a su jugador que saltó a la pista con otea imagen. En el primer servicio del suizo, tuvo una bola de break a favor que no logró cerrar para adelantarse en el marcador. El sexto juego fue el que allanó el terreno de Federer para conseguir otro título más en esta superficie. El helvético sabía que era el momento de hacer daño y no perdonó consiguiendo una rotura que le dejaba a sólo dos juegos de ser campeón. No le tembló la mano al suizo que mantuvo su dos servicios con claridad para volver a reinar en Halle en menos de una hora de partido. El nivel de Zverev no fue malo, pero es que sí Federer juega a este nivel, no existe rival que le pueda ganar sobre la hierba. El suizo ya ha demostrado que está más que preparado para volver a hacer historia en la catedral del tenis, Wimbledon.

Translate »