Crónicas

Federer lanzado hacia su octavo Wimbledon



Federer celebra su pase a semifinales
Federer celebra su pase a semifinales | Foto: www.wimbledon.com

El suizo volvió a dar una exhibición ante uno de los mejores sacadores del circuito, Milos Raonic (6-4, 6-2, 7-6 (4)). Federer continúa sin perder ni un sólo set y en semifinales se enfrentará a Berdych tras la retirada de Djokovic. El otro enfrentamiento será Cilic contra Querrey que eliminaron a Müller y Murray respectivamente.

Después de jugarse los cuartos de final en el cuadro individual masculino saltaron las sorpresas tras dos victorias inesperadas. Por una parte en el primer turno de la mañana, el vigente campeón del torneo saltó a la pista para enfrentarse a la revelación del torneo, el americano Sam Querrey que había llegado hasta los cuartos de final. El escocés se fue hundiendo en el partido para recibir un parcial de 12-2 en contra en los dos últimos parciales que le hacían peligrar su número uno. Djokovic saltó a la pista sabiendo que podía volver a lo más alto del ránking, aunque primero debería superar a Tomas Berdych. El balcánico sorprendió a todos cuando en el segundo set decidió retirarse tras los dolores que sintió en su codo. Tras finalizar el partido declaró ante los medios de comunicación que intentará evitar el quirófano, aunque es posible que se pierda la segunda mitad de la temporada.

El único que cabalga a pasos agigantados en el torneo, es el mago suizo que esta vez pasó por encima de Milos Raonic. Federer volvió a dar una lección de tenis, sobre todo desde el resto, cambiando las alturas y los efectos para contrarrestar los servicios de uno de los mejores sacadores del circuito. El gigante nacido en Podgorica no encontró soluciones a lo largo del partido y cuando tuvo bola de break en el tercer parcial para sacar e intentar ajustar un poco las cosas, su rival se encargó de apagar las luces de la posible remontada para acabar certificando su pase a las semifinales en el tie break. Tras las dudas y partidos igualados de los demás jugadores, parece misión imposible que al helvético se le escape el sueño de levantar por octava vez a sus 35 años el título en pista central.

Djokovic antes de retirarse ante Berdych | Foto: www.wimbledon.com

Marin Cilic quiere volver a una final de Grand Slam, tras sufrir para eliminar al verdugo de Rafael Nadal. El luxemburgués notó el cansancio de su partido de cuarta ronda con el español y cedió en la quinta manga tras no poder igualar la forma física de su rival. Quizás sea el partido más flojo en todo el campeonato del croata, pero llegado a este punto todo vale con tal de ganar. Sí el balcánico suelta la presión y juego cómodo puede ser el rival más complicado para Federer por su juego tan agresivo y sus golpes tan planos.

Se enfrentará en semifinales a Sam Querrey que dio la gran sorpresa de la jornada al cargarse al vigente campeón Andy Murray. El británico confirmó que algo pasa por su cabeza que no le deja ver el tenis con la facilidad de la temporada pasada y ha vuelto ese jugador que se atrapaba a lo largo de los encuentros. Todo estaba de cara para el escocés, pero a partir del cuarto parcial empezó a caer en picado hacía el abismo, para perder los dos últimos parciales por un contundente 6-1 en los que no tenía capacidad de respuesta, errores, aspamientos, dejadas mal planteadas para decir adiós a su torneo, en casa, con su familia, con sus amigos. Nueva decepción del británico que había sido emparejado a priori contra el rival más débil de los ocho que quedaban en el cuadro.

Translate »