Opinión WTA

El presente y el futuro del tenis femenino estadounidense

futuro tenis femenino estadounidense
Gauff y McNally posan con el títulos en Roland Garros Junior | Foto: usta.com

Estados Unidos siempre se ha caracterizado por tener una gran cantera de jugadores, tanto masculinos como femeninos, aunque es en el apartado femenino donde más éxito ha tenido. La sombra de las Williams es alargada, y esperan que haya jugadoras que sigan manteniendo el nivel competitivo a un buen nivel.

Los 23 títulos de Grand Slam de Serena Williams, pesan y mucho. Y los años también, ya que a sus 38 años, está cerca de la retirada, al igual que su hermana Venus, que en breve soplará las 40 velas. Es por ello, que Estados Unidos debe mirar a lo que tiene por debajo, y también hacia un futuro cercano, ya que las hermanas tienen una fecha de caducidad, que no parece muy lejana.

Hay varias jugadoras, que están en un gran nivel ahora en Estados Unidos, pero las jóvenes vienen pisando fuerte, y mucho. Tanto las jóvenes que vienen como por debajo en edad junior, tienen donde elegir.

Madison Keys

La espigada jugadora americana, irrumpió muy joven. Con tan sólo 14 años de edad, ya había conseguido su primer punto WTA. Su evolución fue a pasos de gigante, y con 18 años, ya estaba en el top 40 de la WTA. Se la presuponía un futuro brillante, pero no ha terminado de explotar del todo. Su agresividad, la hace en ocasiones, cometer numerosos errores no forzados, que le cuestan partidos. Ese es su mejor plan, el ataque. Para estar entre las 20-30 mejores, es posible mantenerse, ero para entrar en el top 10, hace falta tener algo más de regularidad. De todas maneras, ya sabe lo que es jugar unas WTA Finals y una final de un Grand Slam.

Sloane Stephens

Quien nos lo iba a decir, allá por 2017, que iba a ser capaz de ganar el US Open de la forma en la que lo ganó. Viniendo de una larga lesión, fue capaz de derrotar a toda la que se le interponía por el camino. Parecía que sería sólo el inicio de algo brillante. Pero nada más lejos de la realidad, desde entonces se la ha visto muy falta de confianza, muy inconsistente en su juego y muy errática en sus golpes. Hace falta mucho trabajo a nivel mental, para que podamos volver a ver a aquella Sloane que maravilló en Nueva York allá por 2017.

Amanda Anisimova

Ya hacía tiempo, que veníamos escuchando el nombre de esta chica, con una enorme pegada, sobre todo con esa derecha letal, y que además se desplaza a las mil maravillas sobre la pista. En su época júnior, ganó el US Open en 2017, demostrando que había llegado para quedarse. En 2018, su ascenso fue notable, derrotando a jugadoras como Petra Kvitova, entre otras. El2019 fue el año de su irrupción, llegando a semifinales en el torneo parisino, y conquistado su primer título en Bogotá, sobre tierra, una superficie la cual se le da bastante bien, a pesar de su tenis ofensivo. Pero en vísperas del US Open, se produjo el fallecimiento de su padre y entrenador, lo cual se vio reflejado en su juego, ya que no alcanzó esa regularidad en el tramo final del curso. De todas maneras, aún tiene 18 años, y a buen seguro que dará muchas alegrías al país americano.

Sofia Kenin

Allá por 2018, una joven bisoña estadounidense comenzaba a causar sensación en el circuito ITF, arrasando todo lo que tenía por delante. Hablamos de Sofía Kenin, una de las jóvenes promesas en ese momento de la cantera estadounidense. Nacida en Rusia, pero nacionalizada estadounidense, su 2019 fue muy bueno. Títulos en Guangzhou, Mallorca, y Hobart la acreditaron como una de las revelaciones de la temporada pasada. Este año consiguió ganar el Open de Australia, derrotando a Muguruza en la final. Su tenis físico y acompañado de un gran contraataque, y un buen revés, son las principales armas de esta jugadora, la cual ha ido subiendo poco a poco, hasta ser lo que es ahora mismo, una ganadora de Grand Slam.

Coco Gauff

Sin duda, el nombre que más resuena, es el de esta joven jugadora americana. A sus 14 años, consiguió ganar Roland Garros junior, y con 15, ya estaba compitiendo y ganando a nivel WTA. Superó la qualy de Wimbledon,y derrotó a toda una Venus Williams en la pista central, además de conseguir su primer título WTA en Linz, bajo techo, siendo una de las más jóvenes de la historia en lograr esta hazaña. Su gran servicio, además de sus potentes golpes, le augura un gran futuro en el tenis americano. Pero eso sí, debe de ir progresando con calma, ya que es muy importante entender que tiene 16 años,y que si se la guía correctamente, puede hacer historia en el tenis americano. Tiempo al tiempo.

Caty McNally

Finalista en Roland Garros júnior en 2018, cayendo ante su compatriota y amiga Gauff, es otra de las jóvenes perlas americanas. Es una gran doblista, y con Coco ya sabe lo que es ganar un torneo WTA de dobles, además de cuajar grandes actuaciones. Su tenis eléctrico es su seña de identidad, con sus golpes planos y con potencia. También sabe ponerse el mono de trabajo, y tiene un gran saque y una buena volea. Junto a Coco, puede marcar una época en el dobles, si siguen con esta dinámica.

Otras jugadoras a seguir

Aparte, hay que destacar a otras jugadoras jóvenes, como es el caso de Peyton Stearns y Robin Montgomery, dos junior que vienen pisando fuerte, aunque a menor intensidad. Montgomery se parece a Keys en cuanto a juego, pero aún es joven.

El tiempo lo dirá, pero Estados Unidos tiene un brillante futuro tenístico en el tenis femenino. Las Williams no tienen de qué preocuparse, ya que jugadoras no les faltan de cara a un futuro.

Translate