Crónicas

Djokovic tampoco da opción a Kohlschreiber y sigue volando en Dubai

djokovic kohlschreiber crónica atp 500 dubai 2020 octavos de final
Djokovic celebra el triunfo en Dubai | Foto: zimbio.com

Por segundo día consecutivo, el número uno del mundo volvió a ganar en menos de una hora en el ATP 500 de Dubai. Esta vez, su víctima fue el alemán Philipp Kohlschreiber, uno de los viejos roqueros del circuito aunque ya muy alejado en el ránking (número 80), que sólo fue capaz de arrancarle cuatro juegos (6-3 y 6-1). El ruso Karen Khachanov, su próximo rival en cuartos de final, será el siguiente en tratar de poner a prueba a un intratable Djokovic. 

Novak Djokovic ha puesto el piloto automático en el ATP 500 de Dubai. El actual mejor tenista del planeta y ganador en cuatro ocasiones de este mismo torneo ha resuelto sus dos primeros compromisos en territorio árabe en apenas dos horas de juego en total.

Si el lunes despachaba al tunecino Malek Jaziri en una hora exacta, hoy volvió a hacer lo mismo ante el alemán Philipp Kohlschreiber, 80 del ránking ATP, al que dejó en solamente cuatro juegos (6-3 y 6-1). Poco importó que el teutón se impusiera en el último encuentro entre ambos en pista dura (Indian Wells 2019). La superioridad del serbio resultó insultante y apenas hubo combate durante los primeros cuatro juegos del partido.

Djokovic desnivela el marcador con facilidad

No tuvo una mala puesta en acción Kohlschreiber. El alemán entró con decisión al partido, siendo agresivo y tratando de abrir ángulos tanto de derecha como con su revés cruzado. El problema, y esto es algo que le ha caracterizado siempre, es que volvió a adolecer de fortaleza mental. A Djokovic, que hasta ese momento no estaba demasiado fino ni con su servicio ni con su revés, le bastó aprovechar una de las dos bolas de break de las que dispuso en este primer parcial para marcar distancias de manera definitiva.

Tras el 2-2 inicial, Kohlschreiber comenzó a regalar con su servicio, teniendo que afrontar un primer momento complicado del partido con un 15-40 en contra en el sexto juego. El alemán salvó el primer envite pero en el segundo decidió cubrirse su revés, algo que no perdonó el serbio que, con toda la pista libre, soltó una derecha sencilla para poner el 4-2 en el marcador, una ventaja más que suficiente para el número uno del mundo, que puso la directa con su saque (85% de puntos ganados con primero y 75% con segundo) para rematar el primer parcial por 6-3 en 31 minutos. Destacable también su 100% de efectividad en la red, con siete de siete.

Paseo militar para el de Belgrado

Como decimos, ese primer instante de debilidad mostrado por Kohlschreiber en el primer set terminó por marcar el resto del encuentro. El segundo set fue casi un entrenamiento con público para Djokovic, que subió aún más su nivel, comenzando a sentirse realmente cómodo con su revés y sin tener piedad de su rival. Con un inapelable 4-0 de salida, la única duda residía en si el serbio le endosaría o no un rosco a un Kohlschreiber completamente abatido.

No, no fue un rosco, pero casi. El germano logró maquillar el resultado, aunque sólo logró un juego en esta segunda manga. Otra vez más, Djokovic finiquitó el choque en menos de una hora, con un contundente 6-1 en este segundo set y mostrando una capacidad insultante para hacer lo que quiere y cuando quiere sobre una pista de tenis. Su siguiente rival será el ruso Karen Khachanov, séptimo favorito del cuadro y actual decimoséptimo mejor jugador del mundo. El nivel comienza a subir aunque eso no parece un problema, visto lo visto, para el número uno del mundo, que sigue intratable en busca de su quinto título en Dubai.

Translate »