Entrevistas IBP Youtube

David Pérez: «Estoy dando el salto como entrenador»

David Pérez salto entrenador
David Pérez Sanz en el Master Final IBP | Foto: César de Pablos / IBP

El tenista burgalés charló con Canal Tenis. David Pérez se mostró muy feliz con el momento actual que pasa combinando el trabajo de jugador y entrenador. 

David Pérez Sanz es un correcaminos del circuito masculino. El burgalés charló en el Master Final IBP con Canal Tenis. David explicó que ya está en la fase final de su carrera. Además nos confirmó que ya ha tenido algunas propuestas y ha comenzado a hacer como entrenador aportando con su experiencia a jóvenes que esperan poder tener una larga carrera como profesionales. Pérez Sanz sigue al mismo tiempo disfrutando del tenis y es que sigue compitiendo en el circuito ITF, en algunos Challenger como los últimos de la temporada en Maspalomas, el circuito IBP o algún que otro UTR.

La espinita clavada

El burgalés explicó la importancia que tiene para el tenis español que exista un circuito nacional como IBP con más de 100 torneos en una misma temporada. Destaca que estos torneos sirven como trampolín antes de los ITF y así serán los propios jugadores los que pueden ir averiguando si tienen el nivel para dar el salto. Entre otras cosas Davis pudo recordar esos bonitos recuerdos cuando alcanzó su mejor ranking tanto en singles como en dobles, aunque reconoce que nunca fue sencillo llegar a vivir económicamente del tenis.

Pérez Sanz hizo una valoración de los cambios económicos que ha tenido el tenis en los últimos años y sigue pensando que los jóvenes en el circuito ITF siguen necesitando más ayudas. Por este motivo ha participado en algunos UTR, estos nuevos torneos que tiene un mayor prize money y ayudan a los jugadores a poder seguir viviendo de este deporte. Por último habló sobre sus planes en 2023 en los que seguirá combinando ser jugador y entrenador. Hablando de un sueño por cumplir en el mundo del tenis reconoce que le ha quedado la espinita de alcanzar el Top 100 del ranking ATP, aunque quién sabe si el destina le acabará deparando otra oportunidad.