Opinión

Las Pliskova, una prolongación entre hermanas

Curiosidades hermanas pliskova wta
Las hermanas Pliskova antes de un partido | Foto: wtatennis.com

Hablar de las hermanas Pliskova es hablar de dos jugadoras que a nivel júnior iban camino de ser estrellas, pero que una de ellas se quedó a medio camino.

Éxitos en la etapa junior

Hablar de las Pliskova es hablar por separado. Una de ellas, Karolina, actual Top 10, y con numerosos éxitos en su carrera. Otra, Kristyna, ex Top 40, y que por falta de mentalidad, no ha llegado al nivel de su hermana. En su etapa júnior, ambas consiguieron grandes éxitos, Karolina ganando en Australia, y Kristyna en Wimbledon, ambas en el año 2010, augurando que ambas serían jugadoras a tener en cuenta de cara a próximos años.

Sólo Karolina ha sido capaz de llegar arriba, quizás en parte a una mayor mentalidad que su hermana Kristyna, una jugadora mucho más débil mentalmente que su hermana. En ocasiones a la zurda se la ve con pocas ganas de competir en los partidos, fruto de su inestabilidad a la hora de luchar los partidos. Karolina, por su parte, ha llegado a ser número 1 del mundo, y se ve en ella un tenis más sólido que el de su hermana, y sobre todo un mejor servicio.

Un gran palmarés

Ambas hermanas tienen títulos WTA, Karolina suma más de 15 en su haber, el primero de ellos en Kuala Lumpur en 2013, mientras que su hermana sólo suma un título, en Tashkent 2016. Las dos tienen un estilo similar, basado en un gran servicio y con un tenis directo, de pocos golpes. Ambas se caracterizan por ser bastante altas, algo que dificulta su movilidad sobre la pista. Esto se ve en sus resultados, siendo jugadoras que prefieren superficies más rápidas, como la hierba o indoor. Karolina ha demostrado que puede moverse bien en todas las superficies, llegando a ganar títulos en tierra batida y llegando  ser número 1. Lo consiguió en 2017, además de alcanzar la final del US Open en 2016, cayendo ante Angelique Kerber, y de jugar las WTA Finals en más de una ocasión.

Kristyna, por su parte, no ostenta grandes resultados a nivel Grand Slam. En cambio sí ostenta el récord de aces en un partido de Grand Slam, como buena sacadora que es. La mentalidad es muy importante en ambas, ya que al ser jugadoras con un tenis muy directo, los errores las penalizan. Esto se ve en Kristyna, una jugadora que no es capaz de salir de situaciones adversas, algo que sí sabe hacer Karolina, que gracias a su buen servicio y su poderosa derecha, ha sabido imponer la diferencia con respecto a su hermana, aunque a nivel júnior se pensara que Kristyna iba a ser la mejor. Se equivocaban, Karolina ha demostrado que con trabajo y esfuerzo, todo es posible.

Dos hermanas que siempre han estado muy unidas. A la hora de la verdad se ha visto la diferencia, que ha hecho que Karolina esté arriba, y Kristyna no lo esté tanto como su hermana.

Translate