WTA

Bianca Andreescu, la nueva joya del tenis femenino

Bianca Andreescu US Open
Bianca Andreescu celebra un punto en el US Open 2019 | Foto: goodmorningamerica.com

El tenis femenino tiene una nueva pretendienta al trono del ranking WTA. Bianca Andreescu se consagró como estrella en el US Open tras el triunfo ante Serena Williams. La canadiense sigue creciendo a pasos agigantados con tan solo 19 años. Esto es el comienzo de una nueva joya.

El sábado pasado, Estados Unidos se preparaba, o eso querían los aficionados, para ver un nuevo Grand Slam de Serena. La estadounidense venía en un excelente momento de forma, y era candidata. Pero la rival no era precisamente una desconocida, sino más bien lo contrario. Bianca Vanessa Andreescu con solo 19 años.

Ya el año pasado empezó a resonar su nombre en la WTA, ya que había hecho buenos resultados a nivel ITF. Este año comenzó con final en Auckland, pero ya demostró que iba muy en serio. Es una jugadora que no tiene miedo a nada, la cual tiene una gran derecha, y un buen revés. Ya en Indian Wells dio rienda suelta a su gran derecha, demostrando que había venido para quedarse. Tuvo una lesión, que la apartó hasta el torneo de Toronto, en su casa. Llegó sin ritmo, pero delante de su público. Y jugó un excelente torneo, demostrando que estaba llamada a ser una de las mejores. Demostró estar bien físicamente, y con su gran derecha sacó muchos partidos adelante.

Llegaba al US Open como tapada, pero con la sensación de querer hacer algo grande. Se plantó en cuartos de final, tras haber derrotado a la gran revelación del torneo, la americana Taylor Townsend. En cuartos, remontó un set ante Elise Mertens, jugando un grandísimo tenis, sobre todo con su derecha. En semifinales, derrotó a Bencic, salvando pelota de set en contra en el primer set, y doble break en el segundo. Sin ningún miedo, es algo que destaca en esta jugadora. No tiene miedo a nada, ya que su tenis ofensivo fluye muy bien, y no tiene ninguna laguna en su juego.

Una final de consagración

Llegaba a la final. Sus opciones pasaban por tener la iniciativa en los puntos, ya que Serena sí tenía la iniciativa era muy peligrosa con su derecha. Se apuntó el primer set con un gran tenis, moviendo a Serena, para que no se sintiera tan cómoda, y funcionó. El segundo set empezó con Andreescu como una moto. Pero llegó el momento de sacar para ganar. Dos veces. Serena, sin nada que perder, empezó a soltarse. Y se puso 5-5. Se veía venir una remontada histórica. Pero Bianca ganó un juego clave, para ponerse 6-5. En el siguiente juego dejó claro que no tiene miedo a nada, ya que salió a repetir el patrón de todo el partido, y ganó el último juego.

Canadá encontraba sucesora de Genie Bouchard, una de las esperanzas disipadas del tenis canadiense. Y la tiene. Bianca Vanessa Andreescu. Y una jugadora que no tiene ninguna laguna mental, a la que sólo las lesiones podrían frenar. Canadá tiene futuro asegurado en el tenis femenino. Se llama Bianca Vanessa, y se apellida Andreescu.

Sobre el autor

Brunildo TG

1 Comment

Click aquí para escribir un comentario
Translate