Crónicas

Victoria Azarenka sabe sufrir para vencer a una combativa Venus Williams



azarenka venus roma 2020
Foto: Zimbio

Llegaba Victoria Azarenka a Roma, y lo hacía para medirse a otra ex-campeona de Grand Slam, como es Venus Williams, y ha demostrado que sigue jugando a un gran nivel, sea la superficie que sea.

Un primer set muy disputado por ambas

Comenzaba el partido, y con ello la bielorrusa rápidamente se ponía por delante en el marcador, y se ponía con una ventaja de 3-0, pero rápidamente Venus despertaba, y demostraba el porqué es lo que es en el tenis, e igualaba el marcador a 3. Ambas jugadoras buscaban sus golpes favoritos, en el caso de Azarenka su poderoso revés, y en el caso de Venus, su poderosa derecha, y además buscando ser agresiva desde el primer punto con su servicio. Con este panorama, llegaba el turno de la bielorrusa para cerrar el set con su saque.

Pero la americana no dio su brazo a torcer, y consiguió romper el servicio de la bielorrusa a base de su tenis agresivo, de derechazos, y la bielorrusa pasó de sacar para set, a que fuera Venus la que sacara para llevárselo. Parecía que ninguna quería ganar el set, ya que Azarenka rompió el servicio de la americana, y con esto, llegábamos al tie-break. Rápidamente la bielorrusa conseguía una ventaja considerable, pero aparecieron los fantasmas a la hora de cerrarlo, y Venus supo aprovechar la ocasión, e incluso llegó a tener pelota de set al resto. Pero en ese momento, Victoria Azarenka demostró el porqué de su gran tenis, y se llevó el primer set por un marcador de 7-6, con un resultado de 9-7 en el tie-break.

El segundo set fue otra historia

Comenzaba el segundo set, y rápidamente se vio que la pérdida del tie-break hizo mucho daño mentalmente en la americana, además de a nivel fisico, ya que la edad no perdona. Rápidamente la bielorrusa se ponía 2-0 arriba, y se la veía a un gran nivel sobre la arcilla del Foro Itálico. Esto contrastaba con un Venus Williams falta de energía, y con un tenis muy impreciso, el de la búsqueda del winner, y eso en tierra batida no es tan sencillo. 

La bielorrusa sabía la fórmula, que era bien sencilla. Hacer que la americana tuviera que correr de lado a lado. Y lo consiguió, aunque cedio su servicio en una ocasión en el segundo set, pero se la vio muy cómoda al atacar con su revés, y desplazando a una Venus Williams a la que le faltaban fuerzas para aguantar el nivel propuesto por la bielorrusa. La búsqueda del winner constante por parte de la americana hizo que cometiera muchos errores no forzados, y que el segundo set cayera del lado de la bielorrusa por un contundente 6-2.

Con esta victoria, la bielorrusa avanza a segunda ronda, donde espera la gansdora de Open de Australia, la estadounidense Sofía Kenin.

Translate »