Crónicas Grand Slam

Zverev camina firme a los octavos del Australian Open

Zverev Verdasco Australian Open 2020
Zverev avanza a octavos en el Australian Open. Foto: Zimbio

Alexander Zverev obtuvo el billete a octavos de final del Australian Open 2020 por segunda vez en su carrera al doblegar a Fernando Verdasco (6-2, 6-2, 6-4) en hora y 56 minutos. Se enfrentará al todavía invicto en 2020, Andrey Rublev.

El enfrentamiento de la Margaret Court Arena, iba a ser clarividente para poder romper su igualdad en el cara a cara ya que gozaban de un 2-2. Zverev venía de ganar en París-Bercy hace poco más de dos meses, pero en el único encuentro a cinco sets, fue Verdasco quién se llevó el choque en Roland Garros 2017.

Zverev es el claro dominador

Desde el inicio, Fernando no logró tener unas maravillosas sensaciones, sin poder tener un buen golpeo de derecha, bastante retrasado de la línea de fondo, y el problema de tener que jugar con bastantes segundos. Con el break inicial, el tenista alemán abrió hueco para acto seguido marcharse con un considerable doble quiebre. Zverev, por su parte, sólido en su primer golpe, encontró aquella confianza que perdió al comienzo de la temporada sobre las pistas de la ATP Cup.

Verdasco seguía sin encontrar sus agresivos golpes desde el fondo de pista, y errando bastante con el primer golpe. El encuentro estaba marchando demasiado rápido para sus intereses ya que no hacía pensar a un alemán que con su saque se estaba librando de muchos problemas. En apenas hora y 20 minutos de partido, el séptimo cabeza de serie se iba dos sets a cero con un doble 6-2.

Verdasco aparece por un instante

La mejora del tenista madrileño fue en aumento a medida que pasaba el tercer parcial. Con su servicio mejoró las prestaciones y sus sensaciones aumentaron teniendo otro punto de visión más optimista. Por tanto, se situó con un quiebre por encima en el tercer parcial. Por primera vez, se vio con confianza para acechar el turno del alemán. 

Sin embargo, los fantasmas volvieron a regresar a su juego, aumentando de nuevo los errores para perder de nuevo las garantías que le habían llevado a poder por delante durante la tercera manga. Alexander, por su parte, continuó muy metido en todo momento mostrando una buena capacidad de reacción. 

Con 5-4, el jugador de Hamburgo, sirvió para llevarse el envite ante un Fernando lleno de negatividad. Se le presentó un 40-0, pero la tensión de cerrar le cortó la circulación de su brazo cometiendo dos errores. La tercera opción que dispuso no la perdonó y se postuló firme en octavos de final. 

Translate »