Crónicas Grand Slam

Un torbellino llamado Thiem será el rival de Djokovic en la final de Australia

Zverev Thiem Australian Open 2020
Thiem celebra un punto en el Australian Open 2020 | Foto: @australianopen

Dominic Thiem superó a Alexander Zverev (3-6, 6-4, 7-6(3), 7-6(4)) para estar en la final en la que se enfrentará a Novak Djokovic. El austriaco no jugó al nivel de las semifinales frente a Nadal pero le fue suficiente para llegar a luchar por el título. Zverev ha demostrado su mejoría con respecto al inicio del año.

Alexander Zverev y Dominic Thiem iban a luchar por llegar a la final del Australian Open. Zverev estaba en el momento de poder hacer historia propia llegando a su primera final de un torneo de esta categoría. En frente estaba un Thiem que venía de plasmar un gran tenis y ser preciso en los momentos claves ante el actual número uno, Rafael Nadal. Los cara a cara beneficiaban al austriaco, aunque Zverev sin ponerse nada de presión estaba jugando a una gran nivel durante las dos semanas de competición en Australia.

Zverev toma ventaja

El alemán comenzó agresivo dominando el partido con sus golpes y rompió en primer servicio de Thiem. Poco tardó el austriaco en volver a poner el marcador en iguales ya que consiguió el contrabreak. De todas maneras el pupilo de Massú estaba muy errático y con un lenguaje corporal que mostraba que no se sentía cómodo. Zverev jugaba bolas profundas y poco a poco era el dominador el partido. En el séptimo juego llegó otra rotura que ahora sí confirmó con su servicio. Por si fuera poco volvió a quebrar con el 5-3 y así se llevó la primera manga por un 6-3.

Thiem a más

Todo iba a empezar a cambiar en el segundo parcial. El austriaco poco a poco fue entrando con su derecha y dominando a un Zverev que se mostraba algo conservador con su juego. El momento clave llegó en el sexto juego y séptimo. Primero el alemán igualó el marcador, pero luego volvió a sufrir una rotura que se iba a antojar como decisiva en el devenir del set. De todas formas Alexander volvió a presionar en el momento oportuno, justo cuando el austriaco sacaba para igualar el partido. Dos bolas de break que llegaban para Zverev para poner el 5-5, pero que Thiem con su personalidad en estos momentos iba a poder levantar. Así acabó ganando el set y poniendo el empate en el marcador.

Dominic toma ventaja

Al inicio del tercer set cuando mejor tenis estaban jugando ambos, llegó un problema con los focos que paró el partido. Dos focos dejaron de funcionar y Zverev le dijo al juez de silla que no veía bien. Después de 10 minutos lograron reanudar el partido. En estos momentos empezaba a verse un gran tenis de los dos, aunque era Thiem con una rotura el que llevaba la iniciativa en el marcador. El alemán con una gran actitud luchó y en el sexto juego después de tener unas cuantas ocasiones anteriormente de romper el saque logró el premio y puso el 3-3.

Zverev era el dominador otra vez el marcador y la presión pasaba a su rival. Había nervios en ambos lado y eso se notaba en cada peloteo y más cuando llegaban a los juegos decisivos. Todo apuntaba a set para `Sascha´ cuando tenía 15-40 con dos bolas para el set, pero la templanza de Thiem le dejaron otra vez poner el 5-5 después de solventar una situación tan crítica. Al final todo se decidió en la muerte súbita y Dominic volvió a ejercer ese tenis como contra Nadal de potencia y confianza que le hicieron sumar el tercer set para estar más cerca de la final.

Thiem sentencia el partido

Zverev era esta vez el que estaba por debajo en el marcador y además contra las cuerdas, ya que en caso de perder el set iba a caer eliminado. Los servicios se impusieron a imponer sobre los restos y se ganaban cómodamente. Así de forma sencilla y en pocos minutos llegaron al 4-4. Zverev estaba jugando mucho más agresivo que todo el partido, ya que había descubierto que ser  tan conservador y dejar la iniciativa a Thiem no estaba funcionado. Tenía que arriesgar más y por el momento le estaba funcionando, aunque se llegan a los juegos que podían marcar el final del partido y la presión empezaba a pesar.

Thiem tenía un 5-4 y restaba para ganar el duelo. El juego parecía estar dominado por el alemán pero se complicó con dos errores no forzados y el marcador indicaba un 40-40 y el austriaco estaba a dos puntos del triunfo. El saque y la volea le valieron para salir airoso de la situación. Al final otro tie break iba a decidir el ganador de la cuarta manga. Dominic Thiem tomó rápidamente las riendas con un 3-0 después de una doble falta de Zverev. Pudo reaccionar el alemán tras dos fallos del austriaco, pero volvió a fallar un remate 4-2. Thiem ganó sus puntos y con un 6-3 todo hacía presagiar que ya estaba en la final de Australia. A la primera lo consiguió y será el que luche por el título con Djokovic.

Translate »