Crónicas

Tsitsipas consigue un triunfo cómodo ante Evans

Tsitsipas Evans ATP Hamburgo
Tsitsipas golpea un revés durante un partido | Foto: atptour.com

El griego ese medirá en los octavos de final a Pablo Cuevas tras superar en el debut de Hamburgo a Daniel Evans (6-3, 6-1). Tsitsipas disputó un gran partido y demostró que su tenis sigue presente tras un mal inicio en sus resultados tras el parón.

Tsitispas es uno de esos jugadores que a pesar de su juventud sale como uno de los posibles candidatos al título en la mayoría de los torneos. En tierra batida ya ha demostrado de lo que es capaz ganando al mejor tenista de todos los tiempos en esta superficie, Rafael Nadal. El griego llegaba en cambio con mal bagaje tras el parón. En el US Open se vio superado por Coric después de tener seis bolas de partido y en Roma fue un joven Sinner el que le sorprendió en el debut. En frente esta vez estaba el británico Evans un aguerrido jugador pero que en tierra batida no obtiene grandes resultados.

El griego comenzó sufriendo al servicio, aunque pudo solventar los dos primeros juegos que a veces son los que más cuestan. Con el paso de los minutos la estrategia estaba clara mandar muchas bolas al revés cortada de Evans y esperar el momento oportuno para atacar. Un break en el cuarto juego fue la clave de un primer set que no tuvo más alternativas de rotura en todo el parcial. Tsitsipas se fue asentando en la pista y con lo justo se llevaba la primera manga por 6-3.

Evans debía ser más agresivo o buscar otra manera de superar a uno de los candidatos al título. En cambio no daba con la clave. Nuevamente era el heleno el que pronto, justo en el tercer juego se ponía por delante tras una rotura que le ponía 2-1 arriba en el marcador. Desde entonces llegó el monólogo de Tsitsipas con todo su juego al alza. A los pocos minutos el marcador estaba 4-1 para el griego que estaba muy de cerca de confirmar el triunfo. Tras el 5-1, Evans solo podía maquillar un poco el marcador tan contundente del segundo set. Ni eso pudo hacer el británico que al menos no se llevó un rosco en el segundo, 6-1.

Translate »